El valor de la gestión de datos

On premise vs Cloud, ventajas y desventajas

Posted on Mon, Jul 23, 2018

Para muchos negocios es difícil llevar a cabo la elección de un sistema ERP que les permita seguir adelante y beneficiarse de sus importantes mejoras. Hay distintas preguntas que plantearse, pero la más importante que tiene lugar es la que determina si ERP on premise vs cloud, ¿qué opción elegir de las dos? Para poder llegar a una conclusión es conveniente analizar ventajas y desventajas de cada una de las posibilidades.

on premise vs cloud

ERP on premise

Para entender lo que ofrece cada uno de los sistemas nos vamos a fijar en una serie de elementos clave a tener en cuenta: precio, seguridad, personalización e implementación. En el primer aspecto, un sistema on premise ahorra costes inicialmente, pero hay que pagar gastos asociados al IT, a otro hardware y además se convierte en algo arriesgado saber cuánta inversión habrá que hacer a medida que se compliquen las cosas. La seguridad es muy alta porque queda en manos de la propia organización, pero este es un arma de doble filo. Puede ser algo positivo o negativo a partes iguales dependiendo de qué profesionales tengamos en plantilla. Es un factor importante a la hora de tomar la decisión por un sistema u otro.

La personalización con un ERP on premise es alta, lo cual es muy positivo, pero también es verdad que a mayor personalización, mayor tiempo de implementación. Por otro lado, en los procesos de actualización los cambios que hayamos hecho con la personalización pueden dar lugar a situaciones incómodas. Por último, la implementación es muy beneficiosa debido a que, como decíamos en la seguridad, vamos a tener control interno por la manera en la que se realiza. El único problema de esto, es que por su naturaleza y por no trabajar con expertos que diariamente solo se dedican a ello, el proceso de implementación terminará tardando más de lo que podría.

ERP en cloud

Y aquí llegamos a la otra cara de la moneda, donde veremos que también hay ventajas y desventajas por igual. Con la versión en nube se pueden hacer previsiones sólidas de los costes que habrá a largo plazo. Además, se pueden ahorrar gastos debido a que no hay que adquirir ningún tipo de hardware adicional. La inversión inicial es reducida, pero el problema es que a lo largo de un ciclo extenso es muy posible que terminemos pagando más dinero del que habríamos invertido con un ERP on premise.

Los niveles de seguridad quedan en manos del proveedor, lo que proporciona a las empresas un alto nivel de tranquilidad. Pero como ocurría también en el sistema on premise, este es un arma de doble filo. Hay que tener mucho cuidado con qué proveedor se trabaja y tener en mente que quizá las técnicas de seguridad más exhaustivas de esta empresa no están a la altura de lo que nosotros entendemos como un nivel de seguridad férreo. En términos de personalización la empresa y el proveedor pueden trabajar en conjunto, creándose una dinámica que beneficia a la estabilidad del sistema. Además, hay mucha estabilidad gracias a las actualizaciones de la nube que va implementando el proveedor. Lo negativo es que el nivel de personalización es mucho menor y se ofrece poca flexibilidad a los clientes, por lo que en ocasiones hay carencias en cuanto a lo que querríamos hacer.

En último lugar, la implementación con un entorno en nube es mucho más rápida y queda en manos del proveedor, aliviando a los profesionales de la empresa de tener que supervisarlo todo. Pero claro está, si estos procesos de implementación son más rápidos es porque hay mucha menos personalización, así que en ese sentido tenemos que entender muy bien lo que supone.

 

PowerData, tu aliado estratégico

Topics: Cloud