Impulsa tu estrategia empresarial con Data Management

Conoce por qué el Data Management es cada día más fundamental para abordar los desafíos de las empresas en un contexto de incertidumbre y cambio


Hoy el activo principal y con mayor potencial para una empresa son sus datos. Ya sea para la toma de decisiones como para el correcto funcionamiento operativo, toda empresa puede obtener beneficios a partir de lograr una vista 360 del negocio gracias al correcto trabajo con sus datos.

En un contexto donde el caudal de datos es mayor a cada momento, la actividad de los departamentos TI se van transformando y redefiniendo año a año. Este es un año en el que particularmente se afrontará el desafío de sacar el máximo partido a los datos provenientes de diversas fuentes, utilizando tecnologías capaces de almacenar y procesar información estructurada y desestructurada con la que llevar a cabo análisis que apoyen las decisiones empresariales.

Las herramientas de Big Data aportarán hoy más que nunca soluciones que permitan la gestión de datos de múltiples fuentes de forma integrada, poniéndolos al servicio de la inteligencia de negocio. En este sentido, un Data Management que busque aprovechar las grandes oportunidades del Big Data administrará con eficacia las bases de datos y trabajará de forma colaborativa con la dirección para alcanzar objetivos estratégicos.

 

 

Tal vez te interese leer: 
4 apuntes sobre las plataformas de gestión de datos

 

 

Apoyar con datos los objetivos estratégicos

Una correcta gestión y administración de datos debe garantizar la calidad de la información para convertirla en información fiable, que se ajuste a unos estándares de calidad prefijados, en un proceso de constante validez de los registros.

La gestión de datos de las empresas que realmente supieron adaptarse al contexto, se enmarcan en una estrategia con foco en las ventajas competitivas que impulsan distintos aspectos organizacionales:

  • Toma de decisiones más eficaz basada en el Data Science.

  • Obtención de beneficios económicos.

  • Mejorar la imagen de la empresa y la relación con el cliente.

  • Reducción de costos en los más distintos campos (logística, procesos de producción o campañas de marketing).

  • Mejora de la eficiencia en los procesos operativos del negocio.

  • Generación de conocimiento útil: a partir del que decidir mantener o cambiar el rumbo empresarial.


Se trata, en suma, de utilizar la información para obtener ventajas estratégicas en cualquier campo en el que los resultados se traduzcan en crecimiento y rentabilidad. 

Aunque la ciencia de los datos ayuda a definir la estrategia empresarial a partir de datos de calidad que resulten oportunos para ayudar a decidir, en la práctica todavía hay una fuerte reticencia a concederle su debida importancia, según revela un estudio de Economist Intelligence Unit, que ha detectado una significativa resistencia de ejecutivos y directivos a dejar de lado la intuición y confiar en el valor de la ciencia de datos incluso en entornos de trabajo favorables.

Si bien los encuestados estaban habituados a trabajar en entornos de gestión de grandes datos, el estudio reveló que buena parte de ellos confiaba en su propio olfato para los negocios a la hora de tomar una decisión.

 

 

Tal vez te interese leer: 
Impulsa tu estrategia empresarial con Data Management

 

 

 

De la modernización a la transformación

Es tiempo de dejar de funcionar reactivamente para pasar a liderar el cambio y adoptar una transformación cultural en lo que se refiere al manejo de datos. Los retos de las empresas en el tratamiento de datos están relacionados no sólo con el sector, la estructura o la política sino también con su filosofía y cultura de empresa. Plantear las preguntas más convenientes y encontrar las respuestas adecuadas con la ayuda de la gestión de datos no resulta fácil en el actual entorno global.

De este modo, los objetivos estratégicos y la generación de valor que propician los datos se revelan como dos importantes desafíos que van de la mano para hacer frente a un contexto caracterizado por una alta competitividad, una compleja realidad en la que intervienen numerosos factores y una elevada incertidumbre. A cambio, el trabajo bien hecho tendrá la contrapartida de saber aprovechar las grandes oportunidades sólo reservadas para los más aplicados de la clase.

Modernizar la gestión de datos debe ser la máxima prioridad presupuestaria para que la transformación digital logre realmente el aprovechamiento de la tecnología al servicio de la innovación.

 

Nueva llamada a la acción

 

 

Consulta con un experto en Datos Maestros

 

 

 

Artículos relacionados

Subscríbete a nuestro blog y recibe las últimas actualizaciones sobre gestión de datos.

Descubre contenido nuevo todos los días para profundizar la transformación digital en tu organización.