Mejores prácticas para la gestión de datos en la nube o híbridos

Cada vez más las empresas optan por una gestión de datos en la nube o híbridos para optimizar procesos y garantizar accesibilidad ¿cómo lograrlo con éxito?


En la actualidad, las organizaciones manejan grandes volúmenes de datos para la ejecución de operaciones financieras, comerciales, administrativas y específicas al sector al que pertenecen.  

La nube y las soluciones híbridas como soportes de la infraestructura para la gestión y seguridad de los datos junto con los enfoques de inteligencia artificial y sistemas predictivos proveen beneficios en términos de calidad de la información y una mejora en la productividad de las tareas. ¿De qué forma puede optimizarse el uso de estos servicios? ¿Cuáles son las mejores prácticas para gestionar datos en arquitecturas en la nube o en ambientes híbridos? 

 

 

De acuerdo a una investigación realizada para Experian Data Quality, una de las razones principales de la inexactitud de los datos es la implementación de una estrategia inadecuada (24%).

Fuente: Profisee

 

La migración a la nube también requiere buenas prácticas de gestión de datos 

Power Data - Mejores prácticas para la gestión de datos en la nube o híbridos


Implementar
buenas prácticas para el almacenamiento, administración y procesamiento de datos es una condición necesaria para obtener los resultados esperados cuando las organizaciones toman la decisión de migrar a la nube. 

 

Power Data - Mejores prácticas para la gestión de datos en la nube o híbridos

Quizás te interese seguir leyendo

Algunas tendencias que mirar en la gestión de datos en la nube

 

En primer lugar, las características propias de los datos utilizados que provienen en la mayoría de los casos de múltiples fuentes y plataformas requieren de un manejo ordenado y de la sistematización de los procesos. En segundo lugar, esto garantiza métricas de éxito de la nube como la confiabilidad, seguridad y calidad de los datos.

 

 

El 35% de las organizaciones implementa el almacenamiento de datos en la nube y el 31% utiliza plataformas analíticas en la misma.

Fuente: TDWI

 

Las 7 prácticas de gestión de datos para una gestión exitosa 

Dentro los hábitos beneficiosos para la gestión de datos en la nube hay siete que se destacan:  

  • Gestionar los datos de forma homogénea en todas las plataformas: contar con estándares generales sobre el procesamiento y almacenamiento de los datos resulta primordial para que puedan ser compartidos e intercambiados entre las múltiples unidades de negocios y para lograr consistencia en las visualizaciones y análisis. 

  • Previo a la transición a la nube implementar una infraestructura de metadatos: definir la infraestructura y herramientas para la gestión de datos previo a la migración a la nube asegura una correcta accesibilidad y auditabilidad. Además, permite migrar y mover datos regularmente entre la nube y otras plataformas de arquitecturas de datos híbridas. Las infraestructuras preexistentes también pueden extenderse a la nube.  

  • Priorizar los requisitos de integración de datos para la nube: en esta operación entran en juego una amplia variedad de interfaces desde el estándar hasta las API, interfaces de llamadas y formatos de documentos básicos o personalizados. Dependiendo del caso de uso, el mejor método podría ser una interfaz estándar, una API o un archivo. Es deseable que las herramientas de integración de datos sean compatibles con las interfaces, los protocolos y los formatos de datos de las aplicaciones populares basadas en la nube además de los sistemas empresariales locales. 

  • Conocer antecedentes y otros casos de gestión de datos: existen diversas situaciones en lo que respecta a la implementación de soluciones en la nube. Por un lado, algunas organizaciones migran todo su entorno del almacén de datos mientras que otras sólo trasladan uno o más componentes, dejando la mayor parte en sus instalaciones. Una de las tendencias más generalizadas es la redistribución de datos en plataformas de procesamiento lo cual resulta más óptimo técnica y económicamente. 

  • Trasladar las prácticas a multiplataformas híbridas: los procedimientos para el manejo de datos en la nube pueden aplicarse para rediseñar e integrar de una forma más óptima las arquitecturas multiplataformas. Esto da como resultado mejoras en el hardware, aplicaciones y en el sistema de integración de datos. Una de las opciones más comunes es contar con numerosos entornos donde los datos circulan a través de diferentes servidores, sistemas de archivos y proveedores en la nube (tanto públicos como privados). 

Power Data - Mejores prácticas para la gestión de datos en la nube o híbridos

Profundiza más sobre estos temas accediendo a nuestro webinar

El valor para el negocio de los datos en Cloud

 

  • Enriquecer las habilidades del equipo encargado de la gestión de datos: adoptar la nube y entornos híbridos requiere la incorporación de nuevos conocimientos sobre estructuras de datos y el uso de herramientas y softwares. Frente a este desafío existen dos opciones que pueden complementarse: por un lado, capacitar a los empleados con los métodos de gestión de datos brindándoles flexibilidad para la ejecución de varias tareas y, por otro lado, contratar consultores especializados en prácticas y procesamientos específicos para minimizar los errores en los proyectos, innovar en las soluciones y acelerar los tiempos.
     
  • Planificar y organizar la migración a la nube en varias fases: la división en partes del gran proyecto de traslado de la infraestructura de datos a la nube permite una ejecución en tiempo y forma con una alta probabilidad de éxito. En esta operación desafiante también las personas y los procesos comerciales sufren transformaciones por lo que la coordinación con las partes implicadas permitirá una transición más ordenada y con menos efectos adversos no deseados. 

 

En suma, mejorar la infraestructura de datos y las prácticas para su gestión requiere de una combinación virtuosa de recursos humanos y tecnología. La planificación y dirección para coordinar a los equipos, consultores, proveedores y usuarios finales es primordial para obtener los resultados esperados en un contexto en el que la diversidad de información, canales, fuentes y aplicaciones exige más que nunca hábitos basados en el orden, la evaluación constante y la adquisición de nuevas habilidades. 

Power Data - Mejores prácticas para la gestión de datos en la nube o híbridos

 

Power Data - Mejores prácticas para la gestión de datos en la nube o híbridos

¿Cómo gestionan los datos en tu organización?

¿Ya optaron por la eficiencia, escalabilidad y seguridad de la nube?

Solicita una asesoría personalizada

 

Artículos relacionados

Subscríbase a nuestro blog y reciba las últimas actualizaciones sobre gestión de datos.

Descubra contenido nuevo todos los días para profundizar su transformación digital