El valor de la gestión de datos

Errores comunes a la hora de migrar una base de datos

Publicado el 26/05/16 21:00

Errores_comunes_migrar_base_datos.jpg

Los procesos de migración de datos pueden obedecer a muy distintas causas, si bien en la mayoría de las organizaciones se trata de una actualización o de operaciones de mantenimiento. Es decir, por lo general son operaciones rutinarias, que se llevan a cabo de forma periódica.

En otras ocasiones, responde a necesidades de implementación de un nuevo sistema operativo o aplicación, reubicación de centros de atos  o, por ejemplo, puede significar el traslado a un sistema existente a causa de fusiones o adquisiciones, pongamos por caso.

Sea como fuere, habida cuenta de que los datos son un activo estratégico de la organización, las buenas prácticas son un aspecto clave para que la transferencia se realice con éxito. Para ello, se hace necesario diseñar e implementar una estrategia de migración de datos eficiente.

Básicamente, una migración sin problemas requiere, sobre todo, eficacia en un ambiente controlado para asegurar la integridad de los datos y su compatibilidad, así como minimizar el tiempo de inactividad, ajustarse al presupuesto y hacerlo en un entorno seguro.

 

Errores a evitar para una migración exitosa

Tener en cuenta algunos de los errores más comunes a la hora de migrar una base de datos nos ayudará a adoptar buenas prácticas. Solo así será posible diseñar una eficaz estrategia, capaz de funcionar en la mayoría de entornos tecnológicos.

Contar con una metodología sólida para las migraciones permite reducir al mínimo el impacto comercial de la migración de datos. En la práctica, será clave evitar los errores más habituales, como pueden ser éstos:

  • Programaciones manuales: Con los modernos softwares de migración recurrir a las programaciones manuales es innecesario, además de aumentar los riesgos, suponer un aumento de los costos y requerir horas extras del personal, normalmente muy ocupados por otras demandas.
  • Migración incompleta y con errores: Las migraciones deben migrar desde el origen al destino de forma completa y precisa, siguiendo la política de datos establecida por la organización, además de las reglas de seguridad. Es decir, no tienen cabida los registros caídos o incompletos cuando previamente superan los pertinentes controles de calidad.
  • Mala definición de los datos: La ausencia de la definición de normas lleva a una incorrecta migración de los datos. A menudo se definen mal las reglas de datos relativas a su integridad, controles, disponibilidad, capacidad de recuperación.
  • Ineficiencia por lentitud: La rapidez debe ser uno de los principales objetivos de las migraciones de datos que persiguen la eficacia. Como norma general, el periodo de inactividad debe ser tan corto como sea posible,  teniendo en cuenta las exigencias que imponen el tiempo de mantenimiento y los objetivos de la empresa.
  • Costos que se disparan: El costo de la migración de datos debe ser razonable, tanto en requerimientos tecnológicos como de personal. Asimismo, ajustarlo significa actuar dentro de plazo y minimizar el tiempo de inactividad para así evitar que se agrave su impacto comercial. Por último, si bien los presupuestos pueden limitar las opciones tecnológicas para llevarlas a cabo, un buen planteamiento e implementación permite ajustarlo y aumentar el margen para aquellas.  

Carecer de la tan necesaria experienca en la migración, así como del necesario apoyo por parte del proveedor de almacenamiento son otros problemas que pueden malograr una correcta estrategia e implementación.

Fuente imagen: Stuart Miles / FreeDigitalPhotos.net

 

Integridad de datos

Temas: Data Integration