Crear una hoja de ruta, clave para el éxito del Data Governance

El éxito del Data Governance depende de muchas aristas. Crear una hoja de ruta es el punto de partida para lograr datos accesibles y confiables.


La gobernanza de datos o Data Governance es un concepto complejo cuyo contenido implica algo más que la posesión de herramientas de TI eficientes. ¿De qué se trata y cómo es posible implementarlo de una forma exitosa para un aprovechamiento de los datos que permita obtener valor de negocio? 

El Data Governance se puede definir simplemente como el logro de una adecuada gestión de datos empresariales mediante el cumplimiento de normas, políticas y procedimientos para un aprovechamiento de los datos que permita obtener valor de negocio. 

En contra de lo que suele creerse, la gobernabilidad de datos es más abarcativa que un proyecto de TI. Lo prioritario es el efectivo cumplimiento de un conjunto de reglas comunes, así como el previo establecimiento de mejores prácticas y principios para la gobernanza de datos. 

 

Nueva llamada a la acción


Aunque, por otra parte, es cierto que alcanzar los objetivos será más sencillo mediante tecnologías de gestión de datos -herramientas que ayuden a controlar su ciclo de vida, a diseñar, almacenar, comunicar y comprobar el seguimiento de las reglas de negocio- en realidad no se trata de solventar el problema con éstas o aquellas herramientas de gobernanza de datos.
 

Su objetivo último consiste en obtener datos de calidad para optimizar procesos y aplicar mejoras tecnológicas dentro de un plan global que obedezca a las estrategias empresariales. En este contexto, concretamente a la hora de establecer un plan de gobierno de datos, se ha de entender la importancia de la creación de una hoja de ruta y sus beneficios. 

 

 

PowerData - Crear una hoja de ruta, clave para el éxito del Data Governance

Alrededor del 74% de los profesionales de datos cree que la calidad de los datos es el principal impulsor de la implementación de la gobernanza en sus organizaciones

Fuente: Zaloni y Dataversity 

 

 

Planificar un programa de data governance 

Un programa que mejore la gobernabilidad de datos implica realizar una serie de actividades a iniciativa del equipo de gobierno de datos, encargado tanto de planificar como de implementar el cambio y de llevar a cabo un seguimiento para comprobar su cumplimento, así como para ir estableciendo mejoras. 

Aplicar un programa de data governance de forma exitosa, desde diseñar las normas hasta exigir y lograr su cumplimiento, requiere una necesaria adaptación del mismo a las características de cada organización para conseguir tanto su idoneidad como una efectiva ejecución a lo largo del tiempo. Y, para alcanzar esta doble meta, la creación de la hoja de ruta será de inestimable ayuda. 

 

 

PowerData - 4 tipos de empresas más cerca de liderar la economía de datos

 

Quizás te interese seguir leyendo

Gestión y gobierno de datos, esencial para la innovación empresarial

 

 

 

La hoja de ruta, previa al diseño del plan 

El desarrollo de una hoja de ruta para la implementación de un plan de data governance servirá, en primera instancia, para determinar el nivel de madurez de la organización. De hecho, será un primer paso fundamental a partir del cual diseñar el plan de actuación adecuado para un caso concreto, ya que a partir de esos resultados obtendremos una visión clara sobre las fortalezas y debilidades. 

A partir de esta información podemos establecer un punto de partida y también un objetivo final para alcanzar un nivel óptimo de gobernabilidad de datos. Se trata de obtener valor de negocio con un acercamiento al equilibrio ideal entre las necesidades y el presupuesto, tanto a corto como a medio y largo plazo. 

 

Nueva llamada a la acción


Una exitosa gobernabilidad de datos no es posible sin una adecuada implementación del plan, entendido como un conjunto de fases sucesivas cuyo cumplimiento va marcando el avance del mismo. La
hoja de ruta será el segundo paso del programa de gobierno de datos, después de establecer una declaración de valor del programa.

Una vez establecida la declaración de valor, entonces sí, hemos de preparar una hoja de ruta que especifique los detalles esenciales del programa como primera propuesta para luego perfeccionarla en las siguientes fases, correspondientes a la planificación y diseño propiamente dichos, en las que se establecerá un plan de trabajo concreto. Finalmente, se aplicará y se realizarán seguimientos. 

En suma, pese a que en muchos puntos hay que anticiparse al plan que finalmente se implementará, la hoja de ruta sienta las bases para construir el resto de la estrategia de Data Governance para la estandarización, diagnóstico de calidad y maximización de la utilidad de datos para la supervivencia del negocio en la era data-first. 

 

PowerData - Crear una hoja de ruta, clave para el éxito del Data Governance

Los problemas de calidad de los datos le cuestan a la economía de los EE.UU. un estimado de  $3.1 billones por año

Fuente: IBM

 

 

PowerData - Crear una hoja de ruta, clave para el éxito del Data Governance

 

¿Estás pensando en implementar un plan de gobierno de datos?

¿Tienes dudas?

¿Cómo puede ayudarme PowerData?

 

 

Artículos relacionados

Subscríbete a nuestro blog y recibe las últimas actualizaciones sobre gestión de datos.

Descubre contenido nuevo todos los días para profundizar la transformación digital en tu organización.