El valor de la gestión de datos

Cómo Big Data aporta inteligencia de negocio y mejora tu empresa

Posted on Mon, May 22, 2017

Big Data está dando una nueva vida a la inteligencia de negocio ofreciendo el poder de la predicción a quienes toman decisiones todos los días.


inteligencia_de_negocio.jpg

Créditos fotográficos: Bet_Noire

La analítica predictiva era algo de uso exclusivo de algunos estadísticos y científicos de datos dedicados a tareas que no tenían nada que ver con la inteligencia de negocio y la toma de decisiones empresariales, pero Big Data está a punto de cambiar eso.

Cuantos más flujos de datos se conectan y se integran en los sistemas ya existentes de inteligencia de negocio, CRM, ERP y otros sistemas empresariales de misión crítica, más cerca estamos de conseguir vista única de 360º del cliente.

 

Inteligencia de negocio instantánea: empoderando a los usuarios

Hasta hace no mucho tiempo, la analítica avanzada, big data y los datos no estructurados eran materia reservada para el núcleo más especializado del área de IT. Los usuarios de la organización se debían conformar, a lo sumo, con datos transaccionales que les proporcionaban una visión sesgada de la realidad.

El porcentaje que conocían de las operaciones e incluso del cliente con el que a menudo trataban estaba limitado a su campo de maniobra. Pero la eficiencia se veía perjudicada. Es difícil acertar en la toma de decisiones cuando sólo se conoce una parte del problema.

Big Data ha supuesto un cambio. Esta transformación comienza por ampliar la visión de los usuarios de negocio (desde los mandos intermedios a supervisores, pasando por otros empleados en contacto con el consumidor, por ejemplo, a través de su labor en el área de servicio al cliente). En sus manos se ponen datos no transaccionales que pueden aprovechar para la toma de decisiones estratégicas a largo plazo o en el presente más inmediato.

Los ejemplos de aplicaciones la nueva inteligencia de negocio están indefectiblemente ligados a las redes sociales. El social media es el instrumento que, cuando se puede explotar con herramientas Big Data de análisis y se cruza con todos los datos condensados en la inteligencia empresarial, da lugar a aciertos como:

  • Cambiar a última hora el plan de reposición y la distribución de productos en las estanterías de un supermercado, para adaptarse al perfil del público que asistirá a un partido en un estadio próximo.
  • Completar el envío a un minorista con artículos que se ajustan mejor a la audiencia de un festival de verano.
  • Enviar a un almacén en una ubicación determinada algunos lotes más de un ítem que se prevé alcanzará un pico de demanda en los próximos días.

¿Cómo es posible alcanzar tal nivel de precisión en el ajuste? La respuesta es simple: escuchando. La voz del cliente es la mejor herramienta para tomar el pulso al mercado y, en lo que respecta a tendencias y cambios en la demanda, supone un instrumento de valor incalculable.

A través de los medios de comunicación social los usuarios, clientes y clientes potenciales intercambian sus opiniones y puntos de vista. Confirman su asistencia a eventos, hablan de los planes que tienen para una fecha determinada y opinan sobre la adquisición de nuevos productos.

La revisión de datos no estructurados en medios sociales completa la inteligencia de negocio tradicional aportándole dinamismo y precisión. Bucear en los datos históricos ya no es suficiente, el cliente espera mucho más y la organización necesita flexibilizar el acceso al conocimiento, no esperar a que lleguen las instrucciones desde niveles gerenciales, sino poder tomar acción de forma inmediata cuando es posible.

Con el paquete de análisis predictivo adecuado, es posible buscar patrones en el Big Data e investigar en Twitter, Facebook o cualquier otra red social (y también en vídeos, audios y correos electrónicos) para correlacionar la propia marca con un número de menciones o una ubicación geográfica concreta. Esto supone una ventana de oportunidad para los mandos intermedios a la hora de mover mercancía y acertar; y para los usuarios de negocio que deben lanzar una propuesta al cliente al otro lado de la línea.

Acortar el tiempo de respuesta, ganar en visión y optimizar la actualización del conocimiento son las claves que definen la nueva inteligencia de negocio que empodera a los usuarios.

 

New Call-to-action

Topics: Big Data