El valor de la gestión de datos

Las 2 opciones de migración que mejoran la inteligencia de negocios

Posted on Thu, Nov 3, 2016

La inteligencia de negocios nunca se debería estancar. El BI debe avanzar, moldearse, crecer, tomar nuevas influencias, alcanzar entornos diferentes y progresar en su madurez. En esta transición hacia un nivel de conocimiento mayor, más usable, mejor contextualizado, se encuentran, inevitablemente las migraciones de datos.

inteligencia_de_negocios_migracion_datos.jpg

Créditos fotográficos: istock kentoh

Como si se tratase de metas parciales en una larga carrera, cada data migration es un hito en el ciclo de vida de la inteligencia de negocios. Al llegar a él hay que saber quedarse con lo bueno y desprenderse de lo que ya no vale, de lo que resta calidad, de lo que no funciona, de todo lo que tiene el potencial de generar confusión.

Podría parecer que la inteligencia empresarial madura paso a paso, de movimiento de datos en movimiento y, sin embargo, en realidad, se trata de un avance continuo, silencioso, sin interrupciones, donde intervienen muchos factores y cada detalle cuenta para lograr ser más fuerte.

¿Cómo de sólida es tu inteligencia de negocios? ¿Aún se puede mejorar?

 

Ir más allá con la inteligencia de negocios

Ninguna empresa comienza su andadura y consolida su posicionamiento en el mercado utilizando las mismas herramientas. A medida que aparecen nuevos avances, según la tecnología ofrece posibilidades más innovadoras, las empresas van haciendo su selección, para ganar en visión, para reforzar sus ventajas, para ser más competitivas.

En ocasiones, las adquisiciones se harán conforme a un plan pre-establecido, pero esto no es lo habitual. Normalmente se actualiza para mantener el ritmo con las demandas del mercado y los requerimientos del cliente, a veces incluso olvidando o dejando en segundo plano la estrategia y objetivos de negocio.

Inversiones más o menos acertadas, las organizaciones siguen su marcha hasta darse cuenta de que la gestión de las operaciones se complica. Problemas de integración, de compatibilidad, de agilidad o de rendimiento les llevan a plantearse una migración.

La migración no sólo abre las puertas a un nuevo entorno de data warehousing, como puede ser la nube, o a una forma más eficiente de almacenar información que se ha redescubierto, es el caso de los data warehouse appliances; sino que es una catarsis en mayúscula para la inteligencia de negocios.

Con cada movimiento migratorio se avanza hacia un BI:

  • Más integrado.
  • Con mayor calidad.
  • Respaldado por un entorno mucho más colaborativo.
  • Mejorado por nuevas reglas, las que propone un gobierno reforzado.
  • Impulsado por una analítica que ha ganado en precisión y agilidad.

Sin embargo, hacer cambios en los sistemas, introducir modificaciones o adaptaciones que puedan afectar al BI, algo que, en cualquier negocio resulta fundamental para lograr el éxito y mantener la capacidad para gestionar las operaciones puede inspirar temor, incluso cuando se sabe que el valor de tomar una decisión como la de migración puede ser enorme.

La resistencia al cambio proviene de:

  • El CEO, que no alcanza a ver claro el potencial del proyecto y se muestra preocupado por las interrupciones en las operaciones que pudiera causar.
  • El CIO, que sabe que es muy probable que la iniciativa termine teniendo que hacerse cargo de muchas más cuestiones de las previstas y, al final, no se limite a un data migration.
  • El personal de IT, que tiene claro que saldrán a la luz errores, incongruencias y asuntos pendientes que quizás habían quedado olvidados.
  • Los usuarios de negocio, que no son amigos de los cambios en materia tecnológica y no tienen ganas de hacer frente a un nuevo desafío a sus capacidades técnicas.

 

Inteligencia de negocios y migración de datos aquí y ahora: mucho más que la elección el momento adecuado

Perder agilidad, permitir errores de calidad de datos o empezar a notar los resultados de la imprecisión en el análisis son situaciones que implican un coste significativo para las empresas. ¿Qué está sucediendo?

  • Plataformas inflexibles.
  • Falta de actualización en sistemas y aplicaciones.
  • Ausencia de apoyo a nuevos usos centralizados y descentralizados de datos dentro de la empresa.

Síntomas de que los sistemas existentes, pese a funcionar, no pueden soportar las nuevas cargas de trabajo analíticas que requieren los usuarios. Al mismo tiempo, los nuevos casos de uso de grandes volúmenes de datos y soporte analítico en autoservicio están proliferando en toda la empresa y el rápido crecimiento de los volúmenes de datos no es adecuado para las plataformas existentes.

Todos quieren ser data driven, nadie se plantea que su empresa no esté impulsada por los datos pero no todos están dispuestos a facilitar a la inteligencia de negocios el poder seguir su curso natural. Impiden el desarrollo de su BI, que queda constreñido y pierde foco, precisión, eficiencia. ¿De verdad merece la pena aferrarse a una inversión ya obsoleta? ¿No asusta más el congelar la inteligencia empresarial en algún momento del pasado dificultando su proceso de maduración?

La planificación de una migración es la solución que ayuda a salir del punto muerto. Una vez se ven caras las ventajas, es muy sencillo conseguir los apoyos necesarios para seguir adelante con la iniciativa, pero hace falta tener claro un aspecto: ¿cómo y cuándo dar comienzo al proceso de data migration?

El cambio a una nueva estrategia de BI a través de la migración de los activos informacionales de la organización se puede enfocar de dos forma distintas:

A/ Transición gradual: esta opción implica la ejecución de varias herramientas de BI de forma paralela, de manera que durante la implementación, el BI existente siga apoyando la producción de informes y los procesos de análisis, mientras que cualquier nuevo proyecto de datos se relacione directamente en la nueva plataforma. Para optar por esta modalidad hay que tener claro que:

  • Este enfoque es menos arriesgado para IT que otros.
  • Implica un mayor coste, debido a la ejecución de las dos plataformas en paralelo.
  • Requiere la determinación de una deadline para la plataforma de legado.

B/ Reemplazo: en este caso, se procede a aplicar procesos ETL (extracción, transformación y carga) y, una vez completados, se elimina la plataforma original y se comienza a funcionar exclusivamente con la nueva. La ventaja de esta alternativa, desde el punto de vista de la inteligencia de negocios, es que se consigue un rendimiento máximo desde el mismo momento en que termina el proceso migratorio. No obstante, para escoger esta opción de reemplazo hay que tomar en consideración algunos puntos, como:

  • Se requiere de una mayor preparación previa al comienzo del data migration.
  • Las operaciones pueden interrumpirse en algún momento.
  • Es necesario planificar las acciones de test correctamente para asegurarse de que, una vez que se inicie el trabajo en la nueva plataforma o con el nuevo almacén no aparecerán problemas que afecten a la productividad.

Para impulsar el potencial de la inteligencia de negocios hace falta trabajar por mejorar la escalabilidad y velocidad de los sistemas y aplicaciones, asegurarse de que todos los usuarios de negocio pueden acceder a los datos que necesitan consumir en condiciones de acceso autorizado óptimas y, por supuesto, hacerlo buscando la economía en las soluciones escogidas. La migración permite a las empresas lograr estos objetivos y, además, hacerlo en las condiciones óptimas, las de equilibrio entre el nivel de riesgo con el que el CIO se siente cómodo y la necesidad de avanzar.

¿Listo para iniciar el viaje de los datos?

 

Guía introductoria a la migración de datos

Topics: Data Migration