El valor de la gestión de datos

Data Jujitsu, 3 formas de aplicar este arte marcial a los datos

Posted on Thu, Mar 16, 2017

Data Jujitsu, también denominado Data Jiu Jitsu, es un método para resolver problemas de datos evitando soluciones grandes y pesadas concentrándose en construir algo rápido e iterativo. Los científicos de datos inteligentes no solo resuelven problemas grandes y difíciles, también tienen el instinto de saber convertir los grandes problemas en pequeños.


data_jujitsu.jpg

Créditos fotográficos: PointImages 

 

Data Jujitsu es el arte de utilizar múltiples elementos de datos de manera inteligente para resolver problemas iterativos que, cuando se combinan, resuelven un problema de datos que de otro modo podría ser intratable. Se le llama Data Jujitsu porque tiene relación con la definición del antiguo arte marcial del Jujitsu: "el arte o la técnica de manipular la fuerza del oponente contra sí mismo en lugar de confrontarla con la propia fuerza".

¿Cómo podemos aplicar esta idea a los datos? ¿Cuál es el “peso” de un problema de datos, y cómo usamos ese peso contra sí mismo? Vamos a ver tres formas de aplicar este arte marcial a los datos.

 

El Data Jujitsu para acabar con los problemas de datos en la construcción de un producto

Oriente es fuente inagotable de sabiduría, también para los negocios occidentales, y, en el caso del Data Jujitsu, además de conocimiento proporciona tres formas prácticas de responder a una cuestión de datos durante la fase de diseño de un producto. Al igual que el arte marcial japonés Jiu Jitsu, la estrategia de datos que inspira esta técnica de raíces milenarias se basa en el ataque, en el desarrollo de producto hay que saber defenderse, permanecer atento a los cambios y tener en cuenta que:

  1. A veces hay que pasar el relevo a las personas: la solución a un problema de datos no siempre precisa de una respuesta técnica. No todas las propuestas funcionan igual y, por eso, merece la pena dividir la tarea en pequeñas partes abordables por el usuario, para después, una vez que se ha ganado en comprensión sobre el problema, escoger una solución técnica que permita la solución del proceso a escala. Usando seres humanos para resolver el problema inicialmente, se puede aprender mucho sobre la cuestión de datos a un coste muy bajo que multiplica la eficiencia a la hora de construir sistemas automatizados más complejos.
  2. Puede ser beneficioso involucrar al usuario: uno de los mayores desafíos de trabajar con datos es obtenerlos en un formato útil. En la construcción de un producto es necesario que coincidan las definiciones de datos; pero de forma demasiado habitual se dejan de lado las labores de limpieza y perfilado, pasando al diseño directamente. Es ése el origen de los problemas que Data Jujitsu Para ello se ocupa de proporcionar un enfoque común que evita ambigüedades en base a la construcción de una interfaz de usuario que le ayude a obtener una respuesta correcta. Para ello se puede sugerir al usuario el término más popular, se le puede preguntar a qué se refería y, si nada de eso funciona y aún es incierto el significado detrás del dato, lo más efectivo es pedir al usuario más ayuda. De esta forma, la rigidez de un formulario queda superada por una interacción. Y es precisamente la comunicación la que logra el compromiso del usuario en obtener la mejor respuesta al problema.
  3. La colaboración multiplica las oportunidades de éxito: para Data Jujitsu la unión hace la fuerza y eso se traduce en la implementación de un filtro colaborativo. Una vez que el producto ya está diseñado y las pruebas han dado resultados positivos, se trata de optimizar el conjunto. A medida que comienza a escalar el filtro colaborativo, tiene que rastrear los datos de todas las compras correctamente, crear los almacenes de datos para contener esos datos, crear una capa de procesamiento, desarrollar los procesos para actualizar los datos y tratar los problemas de relevancia. Pese a que el filtro es una fuente de mejora continua muy productiva hay que tener la precaución de evaluar la relevancia de los resultados, porque no es lo mismo la conclusión que se extrae del estudio de miles de casos que la que se toma tras analizar decenas. En última instancia, siempre se puede pedir ayuda a los usuarios.

Los datos no son la parte más importante del proceso de diseño, sino que lo son la paciencia y la disciplina, dos de los grandes beneficios que obtienen quienes practican Jiu Jitsu y también los desarrolladores que tienen en cuenta estas premisas en su trabajo con datos.

Data Jujitsu nos enseña que el producto debe ser donde pongamos el foco, porque es el usuario final a quien va dirigido y su satisfacción es la meta. En vez de obsesionarse con plazos, procesos o herramientas, hay que trasladar la atención al punto donde realmente debe estar. Para ello, lo mejor es intentar averiguar la propuesta de valorque hace el producto y la sensación que experimenta el usuario al interactuar con él. Ambas son cuestiones que nos ponen en la pista del éxito.

Quienes ya han probado aplicar las enseñanzas del arte marcial japonés Jiu Jitsu a su trabajo de desarrollo tienen claro que el Data Jujitsu es la alternativa más eficaz a aplicar desde el inicio de un camino que tiene muchas probabilidades de culminar añadiendo otro cliente satisfecho a la lista.

 

New Call-to-action

Topics: Noticias