El valor de la gestión de datos

Características necesarias para una buena calidad de la información

Posted on Thu, Jun 23, 2016

Algunas veces vale la pena volver a recordar conceptos básicos. Y esto es especialmente interesante cuando hablamos de calidad de la información. ¿Qué es información de calidad? Es, probablemente, la primer pregunta que la empresa debe responder antes de iniciar cualquier proyecto de big data o analytics.

calidad_de_la_informacin.jpg

En un primer momento el concepto puede parecer evidente. Tanto en nuestro mundo tecnológico como en el resto de situaciones en las que te puedas encontrar, para tener una buena calidad de la información, los datos deben cumplir con ciertos criterios reconocidos por todos tales como precisión, oportunidad, relevancia y comprensibilidad. Sin embargo, a pesar de que intuitivamente comprendemos la palabra, todos nosotros tendremos una definición ligeramente diferente si la comparamos con lo que piensan los demás.

Entonces, si el concepto es tan obvio, ¿por qué tenemos elementos de desacuerdo en las definición de cada persona? Veamos a continuación algunos atributos que deben estar presentes para que podamos hablar de una buena calidad de la información. Son 8 y se suelen escribir de forma que la primera letra de cada concepto en inglés forma el acrónimo ACCURATE (preciso).

 ¡Resuelve aquí tus dudas sobre Calidad de Datos con uno de nuestros expertos!

¿Cuáles son los atributos de la calidad de la información?

Precisa (Accurate)

Que la información debe ser precisa y exacta parece obvio. Pero en la práctica, los datos utilizados para diferentes propósitos requieren diferentes niveles de precisión. En los sistemas de inteligencia empresarial se producen constantemente problemas relacionados con la inexactitud. Es un problema de calidad de la información bien conocido, al cual los profesionales de sistemas de información se enfrentan desde el diseño de sistemas hasta la implementación y el mantenimiento.

 

Completa (Complete)

La información incompleta puede provocar una toma de decisiones errónea. Pero tenemos el problema de que una información completa para una persona podría ser incompleta para otra. Por ejemplo, el vicepresidente de marketing y el director de investigación y desarrollo de una compañía farmacéutica pueden estar interesados en pruebas de ensayos clínicos de un nuevo fármaco, pero cada uno pueden requerir diferentes niveles de detalle. Se trata de algo a tener en cuenta al fijar los objetivos de calidad de la información.

 

Compatible (Compatible)

La calidad de la información se encuentra no sólo en la información en sí misma, sino también en la forma en que se puede combinar con otra información. Esto ocurre a menudo cuando  la información implica a varios sistemas que trabajan juntos, en una integración de datos, por ejemplo. En estos casos es importante disponer de una arquitectura de la información adecuada con una estructura dinámica que pueda crecer junto a las necesidades del cliente.

 

Orientada al usuario (User-targeted)

La información debe ser comunicada en un estilo, formato, detalle y complejidad, que sea compatible con las necesidades de los usuarios de esa información. Por ejemplo, unos altos directivos pueden necesitar unos breves informes que les permitan comprender la rentabilidad del negocio a simple vista, mientras que los gerentes de operaciones pueden necesitar información más detallada que les permita una correcta toma de decisiones diaria.

 

Relevante (Relevant)

El componente clave para la calidad de la información es que la información se dirija a las personas adecuadas. Si no es así, quien reciba la información pensará que ésta no es relevante para sus necesidades y la desechará. Esto no quiere decir que la información irrelevante para alguien es información es de baja calidad. Simplemente indica que la información no se ha dirigido a la persona que puede darle uso.

 

Accesible (Accessible)

La información accesible es la información que se puede obtener cuando es necesaria. La accesibilidad depende de quien la tiene que recibir y también de las circunstancias específicas en un momento dado. Para una buena calidad de la información la puntualidad y la accesibilidad deben complementarse entre sí. Aplicaciones para el control de movimientos bancarios o de tarjetas de crédito y las de inversión en bolsa, son ejemplos de la importancia de esta característica.

 

Oportuna (Timely)

Lo acabamos de apuntar. La información oportuna o puntual es la que todavía es útil. Es actual. La información tiene un tiempo de vida que depende de la rapidez con que nueva información puede ser procesada y comunicada sustituyendo a la anterior. La puntualidad de la información va de la mano de la exactitud de la información.

 

Fácil de usar (Easy to use)

La información debe ser comprensible para los usuarios. El formato y la estructura deben ser usados teniendo en cuenta quien es el receptor.

 

La calidad de la información es una cuestión prioritaria para los negocios, aún más si se tiene en cuenta que, la mayoría de empresas están avanzando hacia su transformación digital y adoptando nuevos modelos de negocio, como el customer centric, que basan su éxito en los datos.

 

New Call-to-action

Topics: Data Quality