El valor de la gestión de datos

Cómo, cuándo y por qué utilizar la nube híbrida en la empresa

Posted on Mon, Aug 21, 2017

Una de las principales tendencias de los departamentos de TI actuales es la de reducir al máximo el tamaño de los centros de datos de sus empresas, traspasando cargas de trabajo desde su entorno local hacia nubes públicas como las de Amazon, Microsoft o Google, principalmente.

nube híbrida en la empresa

Para hacer esto, la mayoría se decantan por una arquitectura de nube híbrida en la que utilizan una de las nubes públicas nombradas, haciendo uso de SaaS y de sus sistemas locales.

Se trata por tanto de una arquitectura compleja, con distintos sistemas y algunos desafíos a los que hacer frente como la conectividad, escalabilidad, visibilidad y el control.

Pero ¿cómo saber si tu caso es el mismo que el de otros? ¿Cómo, cuándo y por qué debes utilizar una solución de nube híbrida en tu empresa?

 

Por qué utilizar la nube híbrida

Una nube híbrida es un entorno en la nube donde una empresa utiliza tanto una nube local como una nube pública para ejecutar sus aplicaciones. Hay tres casos de uso principales donde tal configuración beneficia a un negocio:

1. Optimización de costes

La nube híbrida permite a los clientes desplegar aplicaciones en la nube adecuada en función de las características de la aplicación. Veamos algunas características de la aplicación y la nube más adecuada para ese tipo de aplicación.


CARACTERÍSTICAS DE LA APLICACIÓN

EJEMPLO

NUBE MÁS ADECUADA

Efímera

Una sola computación grande

Pública

Muy elástica

Negocio online estacional

Pública

Pequeña escala con diversidad geográfica

Aplicación Web para una startup

Pública

Consistente, de larga vida

Carga de trabajo de testeo y desarrollo

Privada

Necesita baja latencia y alto rendimiento

Aplicaciones empresariales, VDI (Infraestructura de escritorio virtual)

Privada

Necesidad de carga de trabajo local

Aplicación multi-nivel estrechamente acoplada

Privada

Necesidad de más control sobre los usuarios, presupuesto

Nube de autoservicio para la formación superior

Privada

Necesidad de integración con dispositivos o datos locales

I + D sobre datos in-house

Privada

Necesidad de seguridad y cumplimiento de los datos

Finanzas, ERP, aplicaciones de recursos humanos

Privada


Algunas aplicaciones encajan en más de una categoría. Por ejemplo, si tienes una aplicación elástica que necesita una carga de trabajo local, puede que tengas que sacrificar la localidad y ejecutarla en una nube pública.

2. Cargas de trabajo a ráfagas

Muchas empresas son cíclicas en su naturaleza, y su escala de aplicación y los requisitos de infraestructura pueden variar drásticamente de mes a mes. Se puede ejecutar la carga de trabajo base en una infraestructura local y escalar en una nube pública para satisfacer los picos de demanda.

3. Consumo de servicios en la nube

Muchas aplicaciones utilizan diferentes servicios. Por ejemplo, una aplicación que proporciona intercambio de datos entre delegaciones puede utilizar el almacenamiento de objetos en la nube como un almacén fiable y para compartir datos. Aquí, se puede implementar la aplicación local con cierta cantidad de almacenamiento en caché, pero la nube se puede usarse como almacén de datos principal.

 

Desafíos técnicos clave

Hay varios retos técnicos en la creación de una solución de nube híbrida. Uno de los componentes clave es la conectividad entre las dos nubes, y el segundo componente clave es la capa de orquestación para desplegar cargas de trabajo a través de múltiples nubes.

1. Conectividad de red segura

Dado que se van a ejecutar cargas de trabajo en local y en una nube, hay que decidir qué tipo de conectividad de red es necesaria entre los dos entornos. La primera opción es configurar la conectividad VPN desde local a la red en la nube pública. En ese caso, la misma red de nivel 2 en la nube pública se amplía y se puede acceder desde su propia red local. La mayoría de los proveedores de nube pública ofrecen opciones para gateways VPN basados en hardware o software.

La segunda opción es tener sólo la conectividad de Capa 3 a las máquinas virtuales en una nube pública con direcciones IP públicas. Esto es más restrictivo, ya que todas las máquinas virtuales que necesitan conectividad de tu empresa necesitarán tener direcciones IP públicas. Las IPs públicas son un bien escaso. Son bastante caras y también exponen las cargas de trabajo a escaneos de puertos que buscan vulnerabilidades de seguridad.

2. Conectividad de red de baja latencia

La mayoría de las aplicaciones son sensibles a la latencia entre varios componentes, y tener latencia WAN y “jitter” cuando se ejecuta una aplicación a través de dos nubes puede ser muy costoso desde un punto de vista de rendimiento y confiabilidad. Estos días, muchos proveedores de centros de datos establecen vínculos de baja latencia y alto ancho de banda entre su instalación local y la nube pública.

3. Conectividad de ancho de banda alto

Hacer una migración mediante una WAN puede llevar mucho tiempo y ser prohibitivo. Además, el ancho de banda de subida, en la mayoría de los casos es mucho más caro que el ancho de banda de descarga. Hay servicios como MegaPort que proporcionan conectividad basada en alquiler, de alto ancho de banda entre centros de datos privados y nubes públicas. Este es un gran modelo para los clientes que desean la migración entre nubes. Se debe buscar la opción de alquilar espacio en un centro de datos que proporcione dicha funcionalidad.

4. Funcionalidad de aprovisionamiento y migración

Idealmente, se desea una forma única de implementar aplicaciones en más de una plataforma. Se debe tratar de elegir dos plataformas que soporten el mismo lenguaje para describir la aplicación. Otra alternativa es utilizar una Plataforma de Gestión de Nube (Cloud Management Platform) que proporciona una abstracción de alto nivel para la implementación de aplicaciones y que traduzca esto a las plataformas de nube subyacentes.

 

Cloud Data Integration

Topics: Cloud