El valor de la gestión de datos

Las mejores técnicas para una migración de datos exitosa

Publicado el 16/05/16 21:00

 tecnicas de migracion de datos.jpg

La importancia capital de los datos, un activo estratégico en las organizaciones, hace necesario trabajar en pro de su calidad, un quehacer esencial que encuentra en la migración uno de los momentos más criticos. No en vano, gestionar la migración de datos de manera efectiva requiere velar por su idoneidad para minimizar riesgos.

Si bien existen muy distintos tipos de migración de datos, nuestro objetivo será siempre el mismo: maximizar el valor de las aplicaciones para la mejora del rendimiento corporativo, con el fin último de lograr ventajas competitivas. En la práctica, ello supone aplicar las mejores técnicas para culminar con éxito el proyecto.

 

Este artículo trata sobre la Integridad de Datos. Si quieres saber más sobre  esta temática puedes descargarte nuestra guía gratuita sobre Integridad de Datos haciendo click  aquí.

 

Poner el foco también en la migración

Puesto que la migración suele ser parte de un proyecto más amplio, tiende a considerarse un aspecto secundario, quedando reducido a la simple selección de herramientas y su configuración. Habitualmente, por lo tanto, se cae en el error de no comprobar si los datos que van a moverse al nuevo sistema realmente son idóneos.

De este modo, una buena planificación es necesaria. Desde un inicio debe dársele la importancia debida al proceso de migración, valorándose las posibles dificultades y tomando decisiones al respecto. Solo así evitaremos el fracaso del proyecto o, en el mejor de los casos, problemas que podrían haberse evitado fácilmente, así como los correspondientes gastos de tiempo, dinero y esfuerzo. ¡Resuelve aquí tus dudas sobre Migraciones de Datos con uno de nuestros  expertos!

Consejos clave para aplicar tecnicas de migracion de datos exitosas

Por ejemplo, las inexactitudes, incógnitas, redundancias y duplicación de datos pueden aparecer por el simple hecho de realizar la migración. Y es que la adecuación de los datos a un sistema de origen no garantiza que también vayan a encajar en cuanto a estructura y contenido en el sistema de destino.

Igualmente, pongamos por caso, las transferencias de datos a una aplicación más sofisticada pueden agravar los problemas de calidad de datos. Así las cosas, es clave tener un conocimiento suficiente de la fuente y el destino, según los parámetros establecidos dentro de una clara estrategia de datos corporativos

Éstas son otras recomendaciones técnicas importantes para optimizar nuestros recursos en el logro de una migración exitosa:

  • Saber a qué nos enfrentamos: Una primera aproximación exige realizar un perfilamiento junto con una auditoría de la calidad de los datos para identificar la raíz de los problemas. De este modo, será más fácil anticiparnos a posibles problemas de calidad de datos y riesgos asociados que puedan crear dificultades tanto durante el proceso de migración como posteriormente. 
  • Tomar las medidas necesarias: Una vez valorada la situación es momento de corregir la pobre calidad de datos en los sistemas de origen. Es decir, lo haremos antes de proceder a la migración. Es recomendable huir de códigos difíciles de comprender.
  • Democratizar su uso y mejorar el control: Complementando el anterior punto, los modernos softwares permiten establecer reglas de fácil comprensión para analistas o usuarios de negocio, más allá del departamento de TI encargado de la migración. Además, el control puede realizarse de forma conjunta mediante paneles de control que permitan monitorear el progreso de los proyectos de migración o las iniciativas de calidad de datos. 
  • Un estilo de migración según las necesidades: Sobre todo, considerando los riesgos de las migraciones big bang para que no comprometan la calidad de los datos. Pese a su rapidez frente a las migraciones goteo, entre otras ventajas, implica la inactividad del sistema y requiere de una mayor planificación para controlar todas las variables. Por su parte, este segundo enfoque añade cierta complejidad al diseño, que habrá de plantearse en función de la casuística.
  • Un necesario mantenimiento: Una migración exitosa es solo el principio de un proceso constante. Las constantes revisiones evitarán la degradación de los datos migrados. Una tarea de mantenimiento no únicamente para preservar la calidad de los datos, sino para incrementar el valor que pueda obtenerse de la información.

 

 

Fuente imagen: mapichai / FreeDigitalPhotos.net

Guía introductoria a la migración de datos

Temas: Data Integration