El valor de la gestión de datos

La importancia de la calidad de datos para los CIOs

Posted on Wed, Oct 26, 2016

Calidad_de_los_datos-1.jpg

Dentro del rol de los CIOs, hoy más que nunca a medio camino entre lo tecnológico y las necesidades organizacionales, resulta de gran importancia garantizar la calidad de los datos. No en vano, entre sus principales cualidades o habilidades debe primar una fuerte orientación a los negocios, así como encaminar a ellos los beneficios de la tecnología de la información.

El objetivo no es otro que identificar y evaluar nuevas tecnologías idóneas para el negocio, un escenario en el que la calidad del dato, principal activo de la organización, se revela de máxima importancia. Por lo tanto, estamos ante uno de los retos capitales que debe afrontar el CIO.

Con mayor motivo, habida cuenta del actual contexto en el que nos encontramos, marcado por la era digital, los grandes datos y sus nuevas tecnologías, así como las enormes oportunidades y no menores desafíos que éstos suponen para mejorar la competitividad de las empresas.

 

La importancia del dato de calidad

A nivel ejecutivo, cada vez es más importante para los directores de empresas de cualquier tamaño no solo poseer datos sino, sobre todo, disponer de información fiable que les permita tomar mejores decisiones. Al mismo tiempo, la toma de decisiones basadas en la información y, a nivel tecnológico, en la liberación del dato, aconseja organigramas adaptados, lo cual suele implicar una significativa transformación organizacional hacia un enfoque data driven.

Sea cual fuere el organigrama empresarial, los datos confiables son esenciales tanto para tomar decisiones estratégicas acertadas, basadas en los datos, como para la buena marcha de la empresa a nivel operativo, tanto interna como externamente. Sin embargo, lograrlo requiere de un importante trabajo que, sin lugar a dudas, bien merece el esfuerzo.

 

Clave para un exitoso MDM

Por otra parte, el concepto de calidad de los datos es más amplio y exigente que antaño. Se comienza con la captación de datos y se continúa con iniciativas de calidad atendiendo a sus distintas dimensiones para finalmente estructurarlos mediante iniciativas de integración y de gestión de datos maestros o MDM. Básicamente, con el fin último de contar con una única visión de la realidad, y además lograr que ésta sea confiable, así como disponible.

Del mismo modo que el último paso es instaurar un MDM y, lógicamente, también realizar labores de mantenimiento de forma constante, contando con el apoyo de los usuarios del datos, la calidad de los datos es el primero. De otro modo, los datos capturados no serán útiles, por lo que el concepto de calidad debe ser coherente con la política de datos que rija en un marco genérico de data governance.

El logro de una exitosa gestión de datos maestros será, por lo tanto, la culminación de un trabajo bien hecho. Si bien el mantenimiento de un MDM depende de la elección de soluciones maduras que respondan a lo esperado, independientemente de la casuística es básico implementar buenas estrategias de gestión la calidad del dato.

Una tarea, por último, encomendada a toda la organización, si bien el CIO actuará de motor y coordinador del equipo de TI, cuya misión es traducir las necesidades del negocio en capacidades técnicas que otorguen ventajas competitivas.

 

New Call-to-action

Topics: Data Quality