El valor de la gestión de datos

El Cloud CRM para optimizar tu estrategia de MDM

Posted on Fri, Nov 30, 2018

Dentro de cualquier negocio el establecer una estrategia de MDM es fundamental para que la experiencia del cliente sea gratificante y nos ayude a que la empresa siga el camino hacia el éxito. Hay que tener en cuenta que en muchas ocasiones la gestión de relaciones con los clientes, también conocida por su nombre en inglés (Costumer Relationship Management, o CRM) puede llegar a ser deficiente, puesto que el departamento de marketing no ha sentado las bases necesarias para que la estrategia llegue a buen puerto. Sin embargo, debemos tener en mente el Cloud CRM como una herramienta esencial para que esa experiencia a la que queremos llegar sea lo más satisfactoria posible y que así no nos encontremos con dificultades. A continuación, vamos a ver cómo debe ser el CRM para que tu estrategia de MDM sea perfecta.

cloud crm

¿Es el Cloud CRM una buena solución para tu estrategia?

Por supuesto que sí, de hecho se puede decir que es la herramienta ideal para poner en marcha esta estrategia de una forma adecuada. No podemos olvidar comentar que el primer objetivo que tiene el MDM (Master Data Management) es crear un punto de referencia que aúne todos los datos comunes que se necesitan para llegar a la mejor estrategia posible. Hablamos por ejemplo de los productos, los empleados o incluso los propios clientes. Sabiendo analizar toda esta información y utilizándola de forma adecuada, esa experiencia será muy positiva. Pero para ello, no solo nos hacen falta los datos, sino que debemos establecer una buena estrategia, planificándola de antemano y teniendo en cuenta un presupuesto para ello.

La información de los clientes es un punto clave para el CRM, aunque todos estos datos hay que saber administrarlos a través de la nube. Debemos tener una primera visión de ellos y luego conocer la calidad de los mismos, tratarlos bien y llegar a la meta que nos hemos fijado. Hay que tener un presupuesto para llevar a cabo todo ello y por supuesto, la gestión de esta información se convierte en algo fundamental para realizar este proceso de forma exitosa. Dicho esto, nos preguntamos ¿cómo debe ser ese presupuesto?

Sin duplicados

Hay que tener en cuenta que la información que vamos a tener entre manos puede llegar a duplicarse y esto es un claro error. Por este motivo, debemos evitar esta situación rápidamente. Los datos que tengamos deben ser originales, tendremos que administrar la información muy bien y evitar que las personas puedan añadir duplicados que dañen el objetivo al que queremos llegar.

Claro

La precisión en este ámbito es fundamental. Tendremos que definir muy bien los puntos a los que queremos llegar, qué es lo que necesitamos y cómo lo vamos a tratar de una forma concisa. De igual modo, no nos sirve un presupuesto por partes, dado que tiene que ser lo más completo posible para que podamos contemplar todos los puntos que debemos atajar y no tener problemas a la hora de poner en marcha nuestra estrategia. Solo así nos aseguramos de que llegaremos a la meta y que la experiencia del cliente será satisfactoria.

Verificado

De nada nos sirve un documento que no haya sido verificado de antemano, puesto que debemos evitar cualquier tipo de fraude. En este sentido, esta validez la podemos conseguir por diferentes vías: a través de un número de teléfono o una dirección de correo electrónico, que suelen ser las herramientas más habituales para realizar este tipo de movimientos.

Relacionado

El presupuesto debe tener relación con todo aquello que nos va a servir para obtener los datos que necesitamos para mejorar la experiencia de los clientes. Entre otras cosas, debemos contemplar a las personas, las cosas y las empresas, elementos que suelen intervenir de una manera u otra en nuestro negocio. ¿Algún ejemplo?, podemos hablar de varios factores como:

  • La relación existente en los hogares, otros negocios o redes.

  • Relaciones de los socios, empleados, otros agentes...

  • Canales que se utilizan o vías más habituales.

  • Los productos o activos que poseen.

  • Las ubicaciones más frecuentes.

Enriquecido

Debemos hacer uso de los datos más valiosos que tenemos para seguir mejorando esa experiencia de los clientes. ¿Cómo?, esos datos de gran valor se pueden aportar a través de teléfonos móviles, sensores, redes u otras máquinas. En definitiva, es evidente que el MDM es una parte esencial de la estrategia que deben seguir las empresas para mejorar su negocio y en consecuencia llegar a la mejor experiencia del cliente. Gracias al CRM podemos llevar a cabo dicha estrategia y gestionar las relaciones que vamos a tener con los usuarios. Como hemos comentado, el MDM hay que tenerlo muy en cuenta, planificarlo y elaborar un presupuesto adecuado para ello.

 

powerdata_transicion_nube

Topics: Cloud