El valor de la gestión de datos

El secreto del éxito en las evaluaciones de madurez en la gestión de datos

Publicado el 12/06/14 4:00

data management maturity assessment

Las evaluaciones del nivel de madurez de la calidad de la información en el seno de una corporación constituyen una de las claves del éxito del data management. Su aplicación permite evaluar el estado de la gestión de los datos y su adaptación a los objetivos de la empresa, con el fin de mejorar las prácticas en consonancia con los objetivos de la compañía.

La construcción de una estrategia de gestión de los datos acorde con los intereses de negocio, en efecto, es una de las grandes ventajas que podemos obtener de las evaluaciones de madurez de la información. Según Kelle O'Neal, experta en gestión de información empresarial y gerente de la consultora IT First San Francisto Partners, realizar evaluaciones de madurez del gobierno de datos es recomendable tanto desde la autoevaluación como recurriendo a fuentes externas.

Sin embargo, conviene puntualizar que estas últimas ayudan a identificar sesgos que restarían valor o incluso invalidarían sus resultados, si bien la experta los recomienda como punto de partida. Un análisis más imparcial y su idoneidad para validar resultados obtenidos por la empresa son otras de las ventajas que recomiendan encomendarlas a profesionales.

Su realización, en realidad, está también relacionada con la empresa contemplada como un todo, pues los datos afectan de forma transversal al funcionamiento de cada departamento, a su organización, a su funcionamiento, a la fidelidad de los clientes o, sin ir más lejos, a la misma imagen de marca de la empresa.

Las claves para su implementación

El aprovechamiento de los datos en el actual contexto de grandes volúmenes de información pasa por la coordinación de la gestión de los datos y los sistemas de TI para asegurar el cumplimiento de los objetivos de negocio. De este modo, una evaluación de madurez orientará sobre las capacidades reales de la gestión de datos.

Las carencias detectadas serán un lastre a la hora de la optimización de los mismos, dificultando la toma de decisiones. Es por ello que las evaluaciones de madurez ayudan a cumplir una serie de objetivos que se traducen en garantizar la agilidad de las operaciones de negocios y la utilidad de los análisis de datos, con el objetivo de aportar información valiosa que permita apoyar las decisiones empresariales.

O'Neal brinda una serie de consejos de implementación para llevar a término un proceso de autoevaluación del gobierno de datos en la empresa, que resumimos a continuación:

  • Realizar distintas autoevaluaciones para comparar los resultados: reclutar a empleados de distintos niveles y sectores de la empresa. 
  • No centrarse en un sólo aspecto: evaluar a las personas, los procesos y la tecnología.  
  • Cada categoría de evaluación ha de englobar los criterios necesarios para consolidar la organización.  
  • La evaluación de madurez ha de servir para adoptar medidas. 

Las sucesivas evaluaciones de madurez en la gestión de datos servirán de elementos de comparación y comprobación de los avances o puntos débiles con vistas a una mejoría progresiva. “Cuando la gestión de los datos sea invisible para el resto de la organización tendremos la prueba definitiva de que la empresa ha alcanzado su objetivo. Sólo entonces se habrá convertido en una competencia fundamental”, concluye la experta.

 

Post relacionados:


data management guia gratuita

Fuente imagen: Pong / FreeDigitalPhotos.net

Temas: Data Management