El valor de la gestión de datos

¿Qué son los acuerdos de Basilea? Basilea I, Basilea II y Basilea III

Posted on Fri, Jul 12, 2013
 

<volver

En este artículo, te explicamos qué son los acuerdos de Basilea y qué particularidades tienen los acuerdos Basilea I, Basilea II y Basilea III. Si ya conoces estos conceptos y quieres aprender más, te recomendamos la lectura del artículo: La gestión de los metadatos en los Acuerdos de Basilea


¿Qué son los acuerdos de Basilea?

Los acuerdos de Basilea han evolucionado en función del ritmo de los acontecimientos, siempre con el fin de reducir al máximo el endeudamiento de las entidades financieras y garantizar la capacidad de respuesta ante el riesgo operacionales, de crédito y de mercado.

New Call-to-action

acuerdos basilea gestion datos

Basilea I, Basilea II y Basilea III

  1. El acuerdo de Basilea I, se firmó en 1988, estableció unos principios básicos en los que debía fundamentarse la actividad bancaria como el capital regulatorio, requisito de permanencia, capacidad de absorción de pérdidas y de protección ante quiebra. Este capital debía ser suficiente para hacer frente a los riesgos de crédito, mercado y tipo de cambio. El acuerdo establecía también que el capital mínimo de la entidad bancaria debía ser el 8% del total de los activos de riesgo (crédito, mercado y tipo de cambio sumados).

  2. El acuerdo Basilea II, aprobado en 2004, aunque en España no se llegó a aplicar hasta el 2008. Desarrollaba de manera más extensa el cálculo de los activos ponderados por riesgo y permitía que las entidades bancarias aplicaran calificaciones de riesgo basadas en sus modelos internos, siempre que estuviesen previamente aprobadas por el supervisor. Este acuerdo incorporaba, por lo tanto, nuevas tendencias en la medición y el seguimiento de las distintas clases de riesgo. Se hizo énfasis en metodologías internas, revisión de la supervisión y disciplina de mercado.

  3. El acuerdo Basilea III, aprobado en diciembre de 2010, intentó adaptarse a la magnitud de la crisis económica, atendiendo a la exposición de gran parte de los bancos de todo el mundo a los “activos tóxicos” en los balances de los bancos y en los derivados que circulaban en el mercado. El temor al efecto dominó que pudiera causar la insolvencia de los bancos, hizo que se establecieron nuevas recomendaciones como:

    • Endurecimiento de los criterios y aumento de la calidad del volumen de capital para asegurar su mayor capacidad para absorber pérdidas.

    • Modificación de los criterios de cálculo de los riesgos para disminuir el nivel de exposición real.

    • Constitución de colchones de capital durante los buenos tiempos que permitan hacer frente el cambio de ciclo económico. 

    • Introducción de un nuevo ratio de apalancamiento como medida complementaria al ratio de solvencia.

 
¡Consulta gratuitamente a uno de nuestros expertos sobre Basilea II!

Topics: Acuerdos de Basilea