El valor de la gestión de datos

La hoja de ruta de la arquitectura orientada a servicios

Posted on Fri, Dec 12, 2014

La arquitectura orientada a servicios busca participar activamente en la transformación del negocio pero requiere de motivación. Una de las causas que impulsen el cambio ha de ser la necesidad de aumentar la flexibilidad para mejorar la capacidad de respuesta. De entre todos los drivers de la arquitectura orientada a servicios (SOA) quizás éste sea el denominador común a organizaciones de diversa índole, de sectores diferentes, ya que en todos los casos el dinamismo de los mercados impone a las empresas la necesidad de adaptarse a sus exigencias.

 

arquitectura orientada a servicios

Créditos fotográficos: Cnb

 

En qué consiste la evolución que propicia la arquitectura orientada a servicios

SOA, la arquitectura orientada a servicios permite alcanzar metas que no podían siquiera plantearse con anterioridad a su aparición, haciendo posible que las compañías experimenten una nueva realidad donde se logran objetivos como:

  • Optimización de los procesos: permitiendo la máxima actualización aplicable al diseño de los mismos.

  • Capacidad de disfrutar de servicios compartidos a costes reducidos: evitando la aparición de problemas relativos a la calidad de los datos, como duplicidades o inconsistencias.

  • Estandarización: aplicable a diferentes áreas de negocio y ampliable a distintos componentes de proceso.

La flexibilidad es la clave de la aportación de SOA a la empresa pero, para llegar al nivel deseable hay que evitar cometer fallos en el camino, teniendo en cuenta que, en la mayoría de ocasiones, los errores provienen del planteamiento inicial, propagándose desde el punto de partida hasta impactar en los resultados de forma negativa. Para evitarlos, es imprescindible conocer el camino hacia el éxito, una ruta que facilitará la toma de las mejores decisiones en lo relativo a la arquitectura orientada a servicios.

 Descárgate la guía "SOA y Data Services: Potentes aliados" 

 

La hoja de ruta de la arquitectura orientada a servicios

La adopción de SOA y la transición hacia un entorno de estas características requiere de planificación. Entre las áreas que han de ser objeto de planning se encuentran:

  • Infraestructura de la arquitectura orientada a servicios: su ámbito abarca tanto los estándares a cumplir , como la plataforma tecnológica de soporte.

  • Cuestiones arquitectónicas: deben siempre garantizar la alineación entre necesidades y metas, sin perder de vista las restricciones que aplican a los medios para alcanzarlas.

  • Organización y gestión: consiste en la coordinación de toda el programa que no puede pasar por alto la definición de roles y asignación de responsabilidades.

  • Procesos: deben ajustarse a las posibilidades de la tecnología y los usos que se le quieren dar, siendo el nexo de unión entre infraestructura y proyectos.

 

Las claves del éxito para un proyecto de arquitectura orientada a servicios

Además de la planificación detallada que cubra todas las áreas expuestas en el apartado anterior, un proyecto de arquitectura orientada a servicios de éxito necesita garantizar que se satisfacen otras necesidades, que son las que harán que la repercusión de SOA sea la esperada:

  1. Cultura de empresa: en relación con la visión y las metas del proyecto SOA, se ha de compartir con todos los niveles de la organización la iniciativa, su propósito y alcance; especificando qué resultados se esperan obtener y cómo se lograran. Sólo de esta forma se puede asegurar que se comprenden las implicaciones de la nueva forma de trabajar que propiciará a arquitectura orientada a servicios.
  2. Aprendizaje: la formación e información son básicas para maximizar el rendimiento y evitar errores. La capacitación se ha de dirigir a todos los miembros de la organización que, de una forma u otra, interactuarán con la arquitectura orientada a servicios.
  3. Integración: progresivamente se procederá a la integración en los procesos, siempre en base a una programación adecuada que combine la visión estratégica y la operativa, para minimizar el riesgo.
  4. Reingeniería: la mejora continua es una necesidad en todo lo relativo al concepto SOA, al igual que la actualización también lo es. Ambas se deben garantizar y por eso el planteamiento de todo proyecto de arquitectura orientada a servicios debe inspirarse en un formato cíclico.

 

Post relacionados:

 
New Call-to-action

Topics: SOA