El valor de la gestión de datos

SOA, una arquitectura a la medida de la cultura y necesidades de la empresa

Posted on Thu, Jun 8, 2017

Si consideramos como el principal objetivo de la arquitectura SOA que la información llegue allí donde nos interesa y en la forma que más nos convenga, sin que haya pérdidas de información ni servicios duplicados, será sencillo establecer una inevitable relación entre su diseño, la cultura o filosofía de la empresa y sus necesidades.

SOA En efecto, cada empresa crea la arquitectura en función de los requerimientos que van surgiendo, como respuesta a necesidades de todo tipo, previsibles o no, con lo que los servicios SOA son soluciones prácticas, diseñadas a la medida y orientadas a ofrecer información que puede ser tanto a nivel interno como externo.

Ya sea a nivel de consulta interna o externa, -por ejemplo a través de servicios en el departamento de recursos humanos orientados a facilitar distinta información a los trabajadores o, pongamos por caso, de consulta por parte de los clientes vía consulta remota o web, respectivamente-, su diseño dependerá de las prioridades de la empresa.

De este modo, su planteamiento e incluso su misma existencia muchas veces, será un reflejo de la filosofía empresarial, si bien lo habitual también es seguir los dictados del mercado para no perder competitividad o, por supuesto, también para ganarla y desmarcarse del resto mediante la innovación.

Descárgate la guía "SOA y Data Services: Potentes aliados" 

Servicios SOA como herramienta que impulsa la efectividad

Además de los objetivos empresariales y de una adaptación a la cultura empresarial, el diseño de la arquitectura SOA debe enmarcarse dentro de una estrategia general que persiga la eficiencia operativa. En caso contrario, de poco servirá que un servicio se oriente a satisfacer al cliente o responda a determinados valores o necesidades si la empresa no ofrece un servicio eficaz en lo esencial.

En efecto, de poco servirá contar con las mejores herramientas para poder generar un mejor servicio de atención al cliente si finalmente esa utilidad no viene acompañada de una eficiencia en lo esencial. Por ejemplo, una empresa de transporte de paquetería debería equilibrar los servicios de seguimiento web con otros posibles servicios SOA que faciliten la entrega dentro del plazo estipulado, así como otras condiciones de buena recepción de la mercancía.

Por otro lado, los servicios SOA dependerán en gran medida de la cultura y de las necesidades de la empresa en función del sector y actividad. Si la empresa no no atienede a clientes finales (caso de una empresa manufacturera), sus servicios se enfocarán de otro modo, lógicamente, buscando una mayor rapidez en el acceso a la información, por lo general para la mejora de la productividad, la logística, la relación con compradores y proveedores.

En última instancia, puesto que la arquitectura SOA es una tarea compleja que requiere una inversión significativa, las necesidades y la filosofía de la organización serán en muchos casos decisivos a la hora de decidir dónde se invierte y de qué modo se aprovecha la flexibilidad de SOA para adaptar los servicios a diferentes parámetros. 

Fuente imagen: ddpavumba / FreeDigitalPhotos.net

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Topics: SOA