El valor de la gestión de datos

¿Qué es y como se crea una empresa Data Ready?

Posted on Fri, Dec 4, 2015

 Que_es_y_como_se_crea_empresa_data_ready

Una empresa data ready es aquella que es capaz de tratar los datos como un activo estratégico en toda la organización. Es la que invierte en su arquitectura, ya sea mediante cloud computing, en sus propias instalaciones o combinando ambas soluciones, para construir una base a partir de la cual los datos estén siempre disponibles. Una empresa data ready incorpora los datos en su cultura y lo utiliza para conseguir equipos de alto rendimiento.

Big Data. El término está de moda. Junto con el cloud computing o la inteligencia artificial, los grandes datos son una de las nuevas tendencias IT que más atención mediática reciben. En su caso, su popularidad ha trascendido el entorno tecnológico, un fenómeno lógico si atendemos a su dimensión como fenómeno social o a sus revolucionarias aplicaciones. 

En el ámbito de la empresa, Big Data representa una oportunidad de oro para convertir los datos en un activo estratégico. Se trata, en suma, de obtener información que nos diferencie de la competencia gracias a este santo grial de los nuevos tiempos. ¿Pero, son excesivas las promesas, realmente está justificado tanto revuelo?

La importancia del dato no puede cuestionarse, pero sí es cierto que el Big Data hay que conquistarlo. Si ponemos los medios para extraer valor de los grandes datos mediante un nuevo enfoque será factible procesarlos y analizarlos para ayudar a la acción y la toma de decisiones. De lo contrario, en efecto,conseguir resultados será una utopía sin posibilidad de éxito.

 

Descárgate nuestra Guía Avanzada sobre Big Data

 

Objetivo: Ir más allá del BI tradicional

Así pues, conseguir la tan ansiada ventaja competitiva requiere afrontar importantes retos, y superarlos significa que la organización finalmente ha logrado convertirse en una empresa data ready.

Aprovecharemos el análisis de Big Data y el cloud computing para ampliar las posibilidades que nos brinda el business intelligence tradicional. A tal fin, se hace necesario desarrollar una organización data ready. Es decir, crear arquitecturas de datos que conviertan la gestión de datos en una disciplina estratégica que proporcione información capaz de traducirse en ventajas competitivas. 

En el actual entorno globalizado, caracterizado por una competencia feroz y el cambio constante, convertirse en un líder data ready es una necesidad para la supervivencia de la empresa moderna. Son muchos obstáculos los que hay que superar, y muy complejos, pero la recompensa de explotar todas esas oportunidades también la convierten en una meta fascinante. 

 

Qué es una empresa data ready

La empresa data ready es una organización que ha creado con éxito un departamento independiente para la gestión de los datos como una disciplina de negocio estratégica.

Su fin último es convertir los datos ocultos en información útil para obtener ventajas competitivas que marquen la diferencia frente a la competencia. Es importante puntualizar que no se trata de realizar un trabajo puntual.

El planteamiento de una empresa data ready va más allá de abordar proyectos aislados. Para ser realmente eficaz, se necesitan llevar a cabo unas operaciones estratégicas, sistemáticas y escalables. A ser posible ayudándose de las ventajas de cloud computing.

La importancia de llegar los primeros exige una labor de fondo, una especialización y trabajo permanente. La clave es dominar el arte y la ciencia de la gestión empresarial de los datos antes que la competencia. Ir a por la ventaja competitiva, sea cual sea, es el cometido del nuevo departamento. No en vano, en los mercados que evolucionan con rapidez, saber transformar la experiencia en datos críticos es decisiva. 

 

Los 7 principios para crearla 

La complicación de crear una empresa data ready puede resultar desalentadora. Tengamos en cuenta que implica muy distintos retos, entre otros la gestión de los cambios a las tecnologías, los procesos, la comunicación o la gestión del talento. 

Para tener éxito con la nueva organización de datos hemos de desarrollar un método repetible, fiable y cotizado de revelar esa valiosa información. ¿Pero, cómo hacerlo? Será bastante más sencillo de lo que imaginamos si tenemos en cuenta una serie de principios basados en la experiencia, como los que referimos a continuación: 

  1. Definir el modo en que los datos marcan la diferencia para su negocio: La definición explícita de cómo los datos contribuyen a lograr esa diferenciación. Claridad y medición ecuánime son fundamentales a la hora de definir esos datos claves. 
  2. Jalonar el mapa estratégico de logros inmediatos: Los usuarios de todas las unidades de negocio deben estar convencidos de los beneficios que reporta el nuevo enfoque. El éxito de la nueva organización de datos dependerá en gran medida de su capacidad para ofrecer resultados que entusiasmen al negocio. 
  3. Confrontar de lleno las políticas de TI y negocio: La organización de datos debe encontrar el modo de relacionarse de forma estratégica con los departamentos de TI y de negocio. Ocupa un espacio entre ambos y realiza la función de enlace. 
  4. Planificar la gestión del cambio de mentalidad: Hacer negocios de otro modo implica trazar políticas, así como aplicar estándares y procesos nuevos, y ello puede provocar resistencias. Mostrar resultados y la repercusión directa en el negocio ayudará a convencer a las unidades implicadas. 
  5. Aprovechar tanto las tecnologías como los procesos: Debemos servirnos tanto de las decisiones tecnológicas como de los procesos para el éxito de la nueva estrategia de datos.
  6. Aprovechar los elementos comunes a las unidades de negocio: Es clave buscar el equilibrio entre las diferentes piezas que conforman la empresa data ready, desde las tecnologías, los procesos, el talento y las políticas. Para ello, será de gran utilidad centrarse en los elementos comunes de las distintas unidades de negocio implicadas. 
  7. Replantear la forma de gestionar el talento: Una empresa data ready necesita una gestión del talento basada en un conjunto común de herramientas y canales de contratación. El objetivo es doble: el aprovechamiento de los conocimientos que ya posee y centralizar la planificación del personal en función de su valía para los nuevos proyectos propuestos. 

Conclusión

Si tu empresa está iniciando su camino de transformación para convertirse en una empresa data ready, lo ideal es enfocarse en una o dos iniciativas empresariales clave que puedan beneficiarse significativamente de un sistema data ready. Por ejemplo, puedes comenzar con una iniciativa para conseguir una experiencia total del cliente y de esta forma construir unas capacidades organizativas data ready. Identifica los requisitos y las tecnologías comunes, como el cloud computing, que pueden aprovecharse en múltiples iniciativas, y céntrate en conseguir resultados rápidos.

Fuente imagen: Pong / FreeDigitalPhotos.net

 

Post relacionados:

 New Call-to-action

 

Topics: Data Archiving