El valor de la gestión de datos

¿Qué es la auditoría de base de datos?

Posted on Mon, Sep 19, 2016

Para definir de forma sencilla el concepto de "auditoría de base de datos" es importante partir de los dos términos que engloba. En este sentido, la palabra auditoría alude a la revisión y verificación de una determinada actividad, en este caso relacionada con la información almacenada en bancos de datos.

Descárgate aquí la guía "Calidad de datos: una radiografía completa", descubre  cómo crear un plan de calidad de datos y mucho más.

Las bases de datos, como es bien sabido, se componen de conjuntos de datos y están caracterizadas por una serie de rasgos, como la independencia e integridad de los datos, las consultas complejas, respaldo y recuperación, redundancia mínima o, entre otros, la seguridad de acceso y auditoría.

 

Auditoría de base de datos: qué es y para qué sirve

La auditoría de base de datos, finalmente, es un proceso implementado por los auditores de sistemas con el fin de auditar los accesos a los datos, por lo general siguiendo bien una metodología basada en un checklist que contempla los puntos que se quieren comprobar o mediante la evaluación de riesgos potenciales. 

En concreto, se realiza un examen de los accesos a los datos almacenados en las bases de datos con el fin de poder medir, monitorear y tener constancia de los accesos a la información almacenada en las mismas. Si bien el objetivo puede variar en función de la casuística, en todos los casos el fin último persigue, de uno u otro modo, la seguridad corporativa.

Una auditoría de base de datos, por lo tanto, facilita herramientas eficaces para conocer de forma exacta cuál es la relación de los usuarios a la hora de acceder a las bases de datos, incluyendo las actuaciones que deriven en una generación, modificación o eliminación de datos.

¡Resuelve aquí tus dudas sobre Calidad de Datos con uno de nuestros expertos!

En la práctica, permite responder a muchas preguntas que pueden resultar relevantes a la hora de controlar y auditar. Desde determinar quién accede a los datos, cuándo se accedió o cuál es su ubicación en la Red y desde qué dispositivo o aplicación lo hizo, hasta qué sentencia SQL fue ejecutada, así como el resultado del acceso.

Realizar un seguimiento de estos eventos en la base de datos también es un primer paso para llevar a cabo auditorías en las aplicaciones asociadas a aquella. No en vano, el papel primordial que tienen los datos en las organizaciónes, su activo más valioso, obliga a controlar los pormenores de su acceso.

En este sentido, la auditoría de base de datos es un control necesario, cuya dificultad aumenta de forma paralela a la creciente complejidad de las tecnologías de bases de datos. Asímismo, las amenazas de seguridad se han multiplicado, apareciendo nuevos riesgos e incrementándose los ya existentes, al tiempo que se amplía su alcance a través de la disciplina conocida como Gestión de Recursos de Información. 

Todas estas circunstancias han motivado la necesidad de nuevos mecanismos de control y seguridad, al tiempo que se hace necesario recurrir a personal cualificado que, por lo general, es externo. Aún así, la auditoría representa un gran desafío, pues los sistemas aumentan su complejidad con mayor rapidez que los procedimientos y tecnologías diseñadas para su control.

Fuente imagen: hywards / FreeDigitalPhotos.net

 

New Call-to-action

Topics: Data Quality