El valor de la gestión de datos

Por qué digital disruption es una parte de la transformación

Posted on Fri, Sep 13, 2019

La transformación digital es un cambio fundamental en la forma en que una organización entrega valor a sus clientes. Pero, ¿Cómo saber si la empresa está en el camino correcto? Apreciar la importancia de la digital disruption es el principio.

digital disruption

peshkov

Transformación digital definida

Muchos líderes empresariales han llegado a despreciar la transformación digital como concepto porque su significado se ha vuelto difuso por el uso excesivo. Al mismo tiempo, una porción elevada de la inversión en tecnología se sigue destinando a transformaciones digitales, en muchas ocasiones, para reemplazar con nuevas tecnologías las soluciones y aplicaciones obsoletas.

Este gasto se hace en base a planteamientos muy distintos:

  • Desde mejoras incrementales.
  • Hasta enfoques de presupuestos disparados enfocados en la digital disruption.

Cada organización presenta unas necesidades distintas y está claro que eso hay que tenerlo en cuenta, sin embargo, el enfoque disruptivo para la transformación marca un replanteamiento radical de cómo el negocio utiliza la tecnología, las personas y los procesos para cambiar fundamentalmente el rendimiento empresarial, que consigue calar hondo. Y eso da buenos resultados.

No obstante, hace falta el respaldo de un buen plan. La transformación digital, que debe contar con el apoyo de la Alta Gerencia, requiere de una colaboración interdepartamental que integre dos visiones casi opuestas: la filosofía centrada en los negocios con los modelos ágiles tan frecuentemente empleados en el desarrollo de aplicaciones.

Pese a que una decisión de este tipo constituye un punto de inflexión en la trayectoria de la empresa, conviene tener presente que estos cambios radicales se llevan a cabo típicamente en busca de nuevos modelos de negocios y nuevas fuentes de ingresos, impulsados ​​por cambios en las expectativas de los clientes en cuanto a productos y servicios.

La realidad nos confirma que las expectativas del cliente superan con creces lo que realmente la organización puede hacer y eso significa considerar un replanteamiento fundamental sobre la tecnología y los procesos.

 

Impulsores de transformación digital

Las empresas a menudo se embarcan en transformaciones digitales para contrarrestar el potencial de digital disruption de las nuevas empresas.

El efecto de Amazon en la industria del Retail es un buen ejemplo. Su avance imparable ha aumentado las expectativas de los consumidores, no solo por la rapidez con la que reciben los productos, sino también por la disponibilidad constante de los mismos.

El llamado efecto Amazon es el resultado de la utilización de algoritmos para complementar la estrategia logística y garantizar que cualquier artículo que sea demandado pueda llegar rápidamente desde los almacenes locales hasta las manos del cliente.

La reinvención continua, característica intrínseca a la digital disruption, no es un territorio reservado a minoristas. En el sector transporte, Uber terminó obligando a todos, desde las compañías de taxis hasta los transportistas o los fabricantes de automóviles, a descubrir cómo incorporar servicios similares de viaje compartido u otras funcionalidades bajo demanda, en sus modelos de negocio.

 

Ejemplos de transformación digital

La agilidad es una de las muchas cualidades de las empresas que avanzan en sus iniciativas de digital disruption. Les impulsa una poderosa motivación: no quieren que competidores más ágiles robe su porción de mercado y, por eso, buscan acelerar la innovación, experimentando con nuevos servicios y capacidades digitales para aumentar las ofertas existentes o ampliar su alcance a mercados adyacentes.

Tal y como algunos lo entiende, digital disruption es su objetivo, modernizarse, su necesidad más importante. Y no solo eso, transformar productos en servicios es otra motivación clave.

Puede que las startups sean los mejores y más abundantes ejemplos de digital disruption, sobre todo, aunque no únicamente, aquéllas encuadradas en el sector de la tecnología. Inspiradas por ellas, empresas ya consolidadas, que ya hace mucho que dejaron atrás esa fase inicial de emprendimiento, imitan su decisión, lanzándose incluso a crear versiones de software de sus activos físicos, en algunos casos, para generar ingresos por aplicaciones.

Pero, para pasar de la estrategia definida sobre el papel a la práctica empresarial hace falta estar siempre motivado a cumplir con las cambiantes expectativas de los clientes, y, al mismo tiempo, tomar las decisiones correctas que permitan:

  • Crear alianzas con empresas del sector y de otras industrias.
  • Alinearse con ejecutivos clave, realizando cambios organizativos radicales.
  • Actualizar a los empleados, cualificándoles digitalmente.
  • Invertir en laboratorios de innovación.
  • Experimentar con tecnologías emergentes para cumplir con los nuevos planes estratégicos.

Una de las primeras cosas que las empresas deben hacer al embarcarse en una transformación digital es adquirir una comprensión profunda del mapa de viaje del cliente. Y, al tiempo que se trabaja por adquirir esa visión sobre su ciclo de vida, es preciso tener claro qué resultados de negocio se desea lograr para los clientes.

 

Consejos para la digital disruption

Para lograr el tipo de cambio deseado en el contexto de digital disruption establecer metas es una necesidad. Pero es importante ser audaz al establecer el alcance y tratar de evitar perderse en cambios incrementales.

Abrazar el diseño adaptativo, realizando ajustes periódicos frecuentes a la estrategia de transformación, permite ser más ágiles. Esto, a su vez, facilita fomentar la toma de riesgos, permitiendo que incluso los empleados de nivel inferior tomen decisiones, fracasen, en ocasiones, y aprendan, siempre, de sus intentos.

La transformación digital, para consolidarse, requiere cambios preventivos en lugar de plantearse como una simple reacción a presiones competitivas. Pero hay que estar alerta también a los potenciales problemas que puede presentarse en el proceso.

Digital disruption está al alcance de la mayoría de organizaciones, pero hasta el mejor proyecto podría concluir en fracaso si existe un liderazgo deficiente, se pone un excesivo foco en la reducción de costes, no se soluciona la falta de alineación entre TI y el negocio, decae el compromiso de los empleados o se aborda la transformación digital como un viaje tecnológico independiente del negocio.

¿Es tu negocio capaz de transformarse al ritmo necesario e innovar mientras elimina los procesos heredados y sustituye la tecnología obsoleta?

 

calidad de datos sofisticada

Topics: Data Quality