El valor de la gestión de datos

Omnichannel, ¿por dónde comenzar?

Posted on Wed, Jul 11, 2018

Muchas empresas y comercios han tomado la decisión de introducir una visión omnichannel para beneficiarse de sus distintos aspectos positivos, pero de una u otra manera no encuentran la forma de comenzar con ello. ¿Por dónde empezar? ¿cómo hacerlo sin que termine siendo un proceso demasiado complicado? La idea es simplificar el proceso y dominar los datos de una manera conveniente para no fracasar en el intento. Y esto significa hacer dos cosas:


  • Establecer una estrategia
  • Entender los datos
omnichannel

Estos dos pasos nos llevarán a superar todos los problemas iniciales y las suposiciones erróneas a las que nos enfrentaremos en el circuito omnichannel desde el primer momento. Por ejemplo, hay una serie de errores que se deben olvidar cuanto antes para que no terminen influyendo de forma negativa en nuestra implementación de esta forma de gestionar los datos. Tenemos que olvidarnos de que el omnichannel es solo una iniciativa de marketing, algo que les gusta decir a algunas personas que quizá no han entendido bien su naturaleza.

Establecer una estrategia

Delimitar la estrategia de datos omnichannel es lo primero en lo que debemos concentrarnos. Este programa que adoptemos abarcará todos los pilares y personas de la empresa, dado que es conveniente que tengamos muy en cuenta que este tipo de acción se extiende a lo largo y ancho de la organización sin excepción. Es más, es necesario que toda la empresa esté unida alrededor del omnicanal para que este tipo de implementación funcione y tenga éxito.

La mejor estrategia en este sentido es optar por el gobierno de datos, con lo cual los negocios tienen la oportunidad de adoptar una serie de beneficios importantes como:

  • Establecer personas que tomarán decisiones
  • Definir los principios básicos sobre los que se sostendrá el progreso corporativo
  • Determinar los objetivos y las metas del omnichannel
  • Precisar quién tiene la propiedad sobre los datos
  • Establecer los procesos que ayudarán a que los datos estén alineados en toda la compañía
  • Definir los procesos de almacenamiento de los datos para su correcto aprovechamiento
  • Establecer las protecciones y defensas que impidan que la información sea robada

A partir de aquí, de establecer los distintos factores que nos llevarán a aprovechar el soporte de omnichannel en el negocio, se comenzarán a notar las mejoras y la forma en la que esto influirá en el optimizado de los datos. Todo cambia cuando se define una estrategia de manera conveniente.

Entender los datos

Definir la estrategia solo es el primer paso, dado que hay que asegurarse de que entendemos los datos, de que tenemos lo que nos hace falta y que no nos perdemos en un mar de posibilidades. Aquí entra en juego uno de los aspectos más complicados del proceso omnichannel, dado que gestionar los datos con éxito requiere esfuerzo y un profundo análisis de nuestras necesidades. Hay muchas empresas que cometen el error de no saber qué datos necesitan y cuando los consiguen tampoco tienen forma de entender cómo aprovecharlos. De no entender los datos, no sabremos cómo interactúan los clientes con el producto o cómo trabajan los distintos departamentos de la empresa en común. Por eso hay que entenderlos sea como sea.

Como ya tenemos una estrategia, podemos partir de ella para seguir trabajando. Lo que haremos en este caso será utilizar los perfiles de datos como técnica que nos lleva a entender todo lo que necesitamos de la información que circula a través de nuestra empresa. De esta manera tendremos que asegurarnos de ser capaces de responder a una serie de preguntas cruciales que comienzan determinando cómo de completos son nuestros datos, si son únicos, cada cuánto se actualizan, cómo unifican las relaciones entre los distintos sistemas de la empresa y cuáles son los valores actuales de los datos.

También nos ayudará ser conscientes de las anomalías que existan en los datos o de la cantidad de valores repetidos que se puedan producir en el día a día. Conociendo estos datos y entendiéndolos, la estrategia de omnichannel que hayamos delimitado terminará funcionando tal y como esperamos.

 

calidad de datos sofisticada

Topics: Master Data Management