El valor de la gestión de datos

Migración de datos: la ruleta rusa

Publicado el 7/08/16 21:00

¿Te atreverías a lanzarte en paracaídas si te aseguran de que existen sólo el 50% de posibilidades de que se abra? ¿Apostarías todos los ahorros de tu vida a un caballo en una carrera donde existen la mitad de probabilidades de que otro la gane? Si no te ves arriesgando en ninguno de estos escenarios, ¿por qué juegas a la ruleta rusa con tu información en una migración de datos?

migracion_de_datos_ruleta_rusa.jpg

Créditos fotográficos: istock annatodica

Existen muchos mitos sobre data migration aunque, puestos a ser objetivos, hay que atender a Gartner que asegura que "hasta el año 2019, más del 50% de los proyectos de migración de datos excederán en presupuesto y / o darán lugar a algún tipo de interrupción del negocio debido a una ejecución defectuosa". Glub.

Estas cifras son para echarse a temblar y, sin embargo, muchas organizaciones se entregan con alegría y sin mirar atrás a la migración de datos que tienen prevista, dejándose llevar por creencias y leyendas urbanas que es urgente desmontar.

 

Migración de datos, entre los mitos y la realidad

No es malo ser moderadamente optimistas, pero en lo que respecta a la migración de datos, esta visión hay que completarla con una buena dosis de realidad. Conocer de los peligros potenciales y la manera de abordarlos es tan necesario como conocer los principales mitos sobre la consolidación y migración de aplicaciones:

  1. Todos los datos están ahí mismo, listos para migrar a la aplicación de destino: muchas veces el desconocimiento nos hace valientes. Este ímpetu migratorio debería frenarse y tener en cuenta que para poder encontrar, acceder y extraer todos los datos de los sistemas heredados, antes es necesario contar con las herramientas de conectividad que permitan, de forma automatizada, llevar a cabo estas tareas en todos los sistemas de origen. La otra posibilidad es la codificación manual, fuente de problemas de calidad y, por supuesto, de retrasos y aumento de costes del proyecto.
  2. Todos los datos están limpios: nunca es así. La realidad de una migración de datos es que, al iniciarse, comienzan a aparecer problemas que con una buena limpieza y perfilado previos se podrían haber evitado. De nuevo los costes, los retrasos y todo para prevenir que la nueva aplicación pierda confiabilidad ya desde el inicio.
  3. La migración de datos es un esfuerzo único: nada más lejos de la realidad. para obtener buenos resultados no puede, ni debe, plantearse como un esfuerzo de una sola vez. Es mucho más recomendable crear un prototipo de la ruta de migración, identificar un subconjunto de datos de volumen limitado y probar, ajustar el modelo, volver a intentarlo y, de forma progresiva, ir aumentando el volumen de datos a migrar, a medida que se consolida la ruta. En este proceso, es imprescindible prestar mucha atención a la gestión de infraestructura de datos de la aplicación.

Formatos de datos, su validación, la perspectiva, existen multitud de variables que pueden condicionar el éxito en una migración de datos. Pero todos los problemas se pueden evitar para prevenir el fracaso, siempre que se cuente con un plan sólido, se preste a los datos y su calidad la atención necesaria y se disponga de unas buenas herramientas y un equipo con las capacidades adecuadas para la ejecución del proyecto.

 

Guía introductoria a la migración de datos

Temas: Data Migration