El valor de la gestión de datos

Los retos de la gestión de datos en un cloud híbrido

Publicado el 23/08/16 21:00

La gestión de datos en un cloud híbrido supone desafíos importantes a la hora de integrar las numerosas aplicaciones que los contienen, fundamentalmente con el fin de superar la problemática fragmentación. No en vano, solo liberándolos conseguiremos sacar el máximo partido de los datos, uno de los activos más valiosos de las organizaciones. 

Más allá de la integración, trabajar dentro de la nube híbrida exige hacer frente a retos de gestión de datos relacionados con otros aspectos que, por suerte, tienen una solución factible ya sea una vez creada o, idealmente, cuando las aplicamos de forma previa, al diseñar nuestra estrategia cloud computing. 

¿Tienes dudas? Consulta a un experto en CLOUD

Los retos más comunes en las nubes híbridas

La gestión de datos de la nube híbrida, bien dentro del entorno cloud o con respecto a las infraestructuras locales, requiere de una administración de la información que aporte confiabilidad, seguridad y permita un uso ágil de la misma e incluya la inmediatez del real time.

Veamos, a continuación, los retos de la gestión de datos más habituales en un cloud híbrido:

  •  La importancia de integrar: La complejidad de las arquitecturas de datos híbridas, propias de la actual era digital, lleva a la necesidad de integración de los datos que residen en distintos sistemas, aplicaciones y fuentes de datos dispares. En concreto, la integración permite alcanzar resultados ventajosos en control operacional, conectividad de los datos, visibilidad y escalabilidad. Mediante la integración, en suma, estaremos más cerca de lograr una óptima gestión de los datos para así convertirlos en una valiosa información. 
  • La conectividad: Conexión con todos los datos necesarios es otro aspecto en el que debe concentrarse el personal técnico. Se trata de una recomendación esencial, puesto que gracias a ella es posible redirigir fácilmente cargas de trabajo entre los datos de distintos sistemas, a través de conectores que también pueden ser personalizados
  • Escalabilidad: Las nubes híbridas encuentran en la escalabilidad un enfoque idóneo para maximizar las ventajas del cloud computing en ahorro de costes y aprovechamiento de las soluciones implementadas a menor o mayor escala. La flexibilidad que proporcionan las soluciones escalables nos permiten contar con más o menos recursos, adaptándolos a nuestras necesidades en cualquier momento. 
  • Visibilidad de datos: Si contamos con las herramientas adecuadas podremos superar el reto de la visibilidad de los datos, tanto para ver los datos y como su linaje. Es importante garantizar la visibilidad de ambos para conseguir una alta calidad en la gestión de los datos
  • Control operativo y gobierno de datos: El reto de la gestión de los datos exige un control operativo eficaz para apoyar el rendimiento, y su logro dependerá de un conjunto de soluciones ad hoc diseñadas para gestionar los datos en el cloud computing híbrido. Por su parte, el gobierno de datos resulta fundamental para aplicar las políticas y controles de cumplimiento y, sin duda, se trata de un difícil reto que necesita un enfoque sólido cuya ejecución facilitará el cumplimiento de los retos apuntados
  • Asegurar la calidad de los datos: Asegurar la calidad de los datos significa trabajar en uno el aspecto clave de un dentro y fuera de los entornos híbridos. No en vano, por bien diseñado y gestionado que esté un sistema informático, de poco servirá si sus datos no tienen calidad. 

5 Ventajas de la nube híbrida

A continuación mostramos una lista de los beneficios que las organizaciones pueden realizar si se trasladan a una solución de nube privada:

  1. Continuidad del negocio. Las organizaciones suelen considerar las soluciones híbridas en la nube como un componente clave de una solución de continuidad empresarial en la que los datos críticos se replican en una solución en la nube en una ubicación diferente de la de los sistemas primarios.
  2. Más oportunidades para la innovación. En la nube híbrida, los conceptos se pueden probar sin gastos de capital, crear prototipos en un entorno de nube y luego desplegarlos rápidamente y medirlos para alcanzar el éxito. El beneficio adicional de la nube híbrida es la disponibilidad de recursos que combinan entornos internos y externos, incluidos datos, redes e infraestructura.
  3. Escalabilidad. Un entorno de nube híbrida puede brindar la oportunidad a las empresas de escalar a un entorno de nube para cargas de trabajo específicas. La implementación de reglas de automatización en la nube proporciona la capacidad de escalar los recursos hacia arriba y hacia abajo a medida que cambian las demandas del negocio. Esto permite que el sistema de nube híbrida aproveche recursos ilimitados basados en el uso impulsado por la demanda, optimizando el entorno para el rendimiento y la eficiencia..
  4. Mayor velocidad de comercialización. La nube híbrida permite desplegar y poner en marcha recursos en un proceso automatizado que puede producir resultados a velocidades enormemente mejoradas, por lo que las empresas ya no están limitadas por su huella de TI.
  5. Gestión de riesgos. Las empresas pueden aprovechar la nube híbrida como el primer paso para pasar a un entorno predominantemente en la nube. Una solución híbrida proporciona la oportunidad perfecta para que las empresas prueben la capacidad de ciertas cargas de trabajo y proveedores en un entorno basado en la nube y les ayuden a planificar su estrategia en la nube. Sin embargo, la planificación es clave, ya que la nube híbrida puede requerir un diseño complejo para combinar de manera coherente la plataforma de una organización con un entorno de nube.

 

Fuente imagen: Stuart Miles / FreeDigitalPhotos.net

 

Guía introductoria a la migración de datos

Temas: Cloud