El valor de la gestión de datos

Gobierno del dato, pasos para dominarlo

Posted on Fri, Jun 15, 2018

Con la gran cantidad de información que maneja una empresa, es imprescindible que se lleve a cabo un buen programa de gobierno de datos, donde se asegure que toda esa información va a estar disponible siempre que la empresa lo necesite. Esto también garantizará que los datos puedan ser usados fácilmente, de forma íntegra y con gran seguridad. Aunque entender el gobierno del dato es importante, también hay que saber cómo ponerlo en práctica. Para ello veamos todos los pasos que debemos llevar a cabo a la hora de hacer un buen uso de este tipo de trabajo.

¿Qué debo hacer para dominar el gobierno del dato?

El objetivo principal de un gobierno del dato es asegurar que toda la información que maneja una empresa sea 100% fiable y totalmente válida en cualquier contexto. Pero para que este objetivo se cumpla, hay que implementar una serie de pasos:

gobierno del dato

 

Establecer quién será el responsable

En primer lugar, debemos asignar a una o varias personas para que gestionen el control del gobierno de datos. Los responsables de ello serán los gobernantes del proceso y quienes se aseguren de que todo funcione de forma correcta, tomando las decisiones oportunas hasta conseguir los objetivos marcados previamente. Lo habitual es que estos responsables tengan amplios conocimientos sobre informática y formen parte de la empresa en un puesto de responsabilidad.


¿Cuáles serán nuestras metas?

Una vez que sabemos quién va a ser el responsable, el siguiente paso será establecer las metas que se quieren alcanzar para conseguir el éxito. Estas metas tienen que ser positivas, recordando que el objetivo siempre va a ser el crecimiento y desarrollo de la compañía. Las metas también deben definirse a fondo para que puedan medirse fácilmente y sean específicas. No es recomendable establecer metas generales, puesto que cada parte de una organización va a necesitar un objetivo concreto.


Definición de métricas

Las métricas juegan un papel muy importante, ya que si no contamos con unas métricas adecuadas, no vamos a poder saber si nuestro programa está funcionando y si está alcanzando los objetivos previamente fijados. Para llevar a cabo este paso hay que escoger un indicador concreto que sea fundamental en cuanto a dar respuesta al proceso de cómo se están consiguiendo esas metas.


¿Qué decisión es la más adecuada?

A las decisiones que se toman en este proceso se les denomina políticas. Cada decisión que vamos a tomar es una política diferente y para saber si dicha política está funcionando hay que utilizar métricas adecuadas y analizarlas. En este sentido debemos saber que a veces la toma de decisiones se tiene que hacer de una forma rápida y concisa. Por este motivo es necesario tener una o varias personas que cuenten con la suficiente autoridad para ello. Esto es lo que nos llevó en el primer punto a elegir los gobernantes.


Las políticas hay que comunicarlas

Sea cuál sea el método elegido para establecer las políticas es muy importante que las vayamos comunicando para que todo el mundo conozca las decisiones que se han tomado. La comunicación de las políticas se puede hacer por diferentes vías, ya sea a través de un correo electrónico, por un documento o incluso de forma verbal. Así mismo, se pueden comunicar estas decisiones realizando acciones como modificar la estructura de la base de datos o comprar un nuevo software.


Midiendo resultados

Con anterioridad hemos comentado que la definición de métricas es un paso fundamental, pero una vez que se obtienen los resultados del proceso habrá que medirlos, puesto que así conoceremos de primera mano si se han logrado las metas establecidas o si aún nos queda un largo camino por recorrer. Eso sí, hay que tener en cuenta que no siempre se alcanzan estos objetivos al 100%, por lo que es probable que haya que seguir realizando cambios de forma continuada.


Control del proceso

Después de realizar estos pasos es fundamental llevar a cabo una auditoría. Se trata de un proceso clave, a través del cual sabremos los aspectos que han funcionado de este programa de gobierno de datos y los que no. Es recomendable realizar auditorías de forma periódica y analizar el porqué se sucedieron las cosas, así como esclarecer cuáles fueron los motivos, ya sea de forma positiva o negativa.

 

New Call-to-action

Topics: Data Governance