El valor de la gestión de datos

Errores a evitar en una migración de datos de un sistema a otro

Publicado el 19/06/16 21:00

¿Estás a punto de enfrentarte a una migración de datos de un sistema a otro? Si todavía no es el caso, este artículo te será igualmente útil ya que en algún momento te vas a tener que enfrentar con esta situación. Ya sea por razones de actualización de tus sistemas o por una ampliación o mejora de toda la infraestructura que lo soporta. También es posible que tengas que migrar a otros sistema si quieres probar nuevas aplicaciones o nuevos módulos que tu equipo esté desarrollando antes de ponerlos definitivamente en producción. Lo lógico será probarlos con datos reales y para ellos tendrás que afrontar una migración de datos de un sistema a otro.

migracin_de_datos_de_un_sistema_a_otro.jpg

¿Te imaginas cuantos errores pueden surgir en una de estas migraciones de datos si no te anticipas a algunas cosas y aprendes a evitarlos?

Veamos cinco de estos errores y situaciones que debes evitar.

 

1. Procura que se involucren desde el principio los usuarios que utilizan los datos

Imagina que la migración la estás afrontando porque tu empresa se ha fusionado con otra. Es imposible que tu migración salga bien si los usuarios que conocen los datos de las dos empresas no se involucran con tu departamento desde el inicio para decidir cómo de deben integrar esos datos.

Lo mismo ocurre si a pesar de no ser una fusión estás tratando de integrar datos de varios sistemas en uno. Es necesario que las personas que entienden los datos de negocio estén identificados y os ayuden.

Sea como sea, las personas que van a utilizar los datos tras el proyecto de migración deben de trabajar con vosotros para ayudaros a decidir cómo integrar unos con otros.

 

2. ¿Está clara la política de control de los datos que vas a migrar?

Estás a punto de mover unos datos del sistema A al sistema B. ¿Quién es el propietario de esos datos?¿Quién puede autorizar a editar o borrar datos redundantes o con errores? Asegurate que no va a venir alguien después a pedirte explicaciones.

 

3. Mala calidad de los datos en un sistema heredado

Las empresas muchas veces no se dan cuenta que es necesario realizar una evaluación de los datos a migrar antes de embarcarse en un costoso trabajo de migración de datos de un sistema a otro.

Hay que comprender la calidad de los datos existentes en el sistema que heredas ya que de lo contrario puedes caer en una enorme trampa donde no consigues obtener ninguna información de los datos migrados y pasas horas y horas intentando arreglarlos o mejorarlos.

Por ejemplo, deberás hacerte estas preguntas: ¿Los datos que hay en el sistema a migrar le sirven a los usuarios que los van a utilizar ahora? ¿Están bien relacionados y normalizados en el repositorio de datos actual?

 

4. ¿Está validado y probado el proceso de migración de datos de un sistema a otro?

No dejes esto para el final. Es realmente necesario si quieres asegurarte de que todo el proceso va a funcionar correctamente.

Hazte estas preguntas: ¿Cómo se van a poner a prueba los datos? ¿Quién los va a probar y evaluar? ¿Quién va a aprobar que el resultado que se va a obtener es el deseado? ¿Quién es el consumidor final de los datos?

 

5. Las personas que se van a encargar del proyecto de migración de datos, ¿tienen experiencia anterior en estas tareas?

Los empleados de una organización pueden ser muy buenos en lo que hacen, pero eso no quiere decir que sean expertos en la gestión de datos y migración. Muchas veces son creadores y consumidores de datos, pero están familiarizado con el uso de herramientas, procesos, servicios, plantillas, etc. necesarios para una correcta migración.

Así que como has podido ver, una migración de datos de un sistema a otro no debe tomarse a la ligera. Es un proceso crítico que puede consumir mucho tiempo y que si no se tienen en cuenta todas estas cosas puede resultar desastroso.

 

guia gratuita sobre la integridad de datos

Temas: Data Integration