El valor de la gestión de datos

El sistema de gestión de base de datos en la era del big data

Posted on Thu, Mar 1, 2018

La administración de un sistema de gestión de base de datos es mucho más complicada ahora que Big Data se ha convertido en algo popular. Junto a los tradicionales datos estructurados que ya teníamos, aparecen ahora una gran cantidad de datos semiestructurados y no estructurados que llegan, además, de forma rápida y en gran cantidad desde todas las direcciones.

sistema_de_gestion_de_base_de_datos.jpg

Créditos fotográficos: Jirsak

Cada vez hay más y más personas accediendo a Internet y utilizando las redes sociales con dispositivos móviles y la mayoría de las organizaciones tiene dificultades para recopilar, organizar, almacenar y analizar todos estos datos por sus propios medios.

Los expertos esperan que los sistemas de gestión de bases de datos como servicio (DBAAS), así como otras opciones "as a service", se conviertan en la solución estándar sobre todo para los datos más sensibles y de mayor importancia.

 

Las ventajas del sistema de gestión de base de datos en la nube

Los sistemas de gestión de bases de datos en la nube permiten hacer frente a los desafíos del sistema de base de datos tradicional que se instala en on premise y al que se accede a través de una red de área local. La opción cloud se ejecuta en una plataforma proporcionada por el proveedor de servicios en la nube, lo que hace posible el acceso a los datos a través de Internet.

Cada vez son más las empresas que adoptan este tipo de sistema de gestión de bases de datos en la nube, una decisión que toman conscientes de los beneficios asociados. Algunas de estas ventajas tienen que ver con:

  1. Rendimiento: en comparación con un sistema de gestión de base de datos implementado localmente, se logra un rendimiento muy superior.
  2. Presupuesto: este tipo de sistemas de gestión de bases de datos en la nube minimizan los gastos, por lo que se plantean como una opción a tener en cuenta, especialmente por las PYMES y compañías con recursos financieros limitados, que buscan evitar la inversión que las alternativas tradicionales on premise implican en relación al software, hardware y centro de datos.
  3. Dotación de personal: dado que es el proveedor de servicios en la nube quien proporciona la plataforma, también es él quien se debe responsabilizar de todas las cuestiones que puedan surgir, desde la instalación hasta cualquier aspecto de la gestión del sistema. Así, los administradores de bases de datos quedan liberados de la carga que supone el configurar y aplicar parches en el sistema de base de datos local.

Además, también hay que tener en cuenta que la implementación de un sistema de gestión de base de datos en la nube puede llevarse a cabo atendiendo a tres modelos diferentes, por lo que cada organización puede escoger el que le resulta más conveniente de entre los siguientes:

  • Máquina virtual: el proveedor de la nube proporciona las instancias de máquinas virtuales en las que se ejecuta el sistema de gestión de base de datos, encargándose a su vez de la gestión de la infraestructura.
  • Alojamiento gestionado: el proveedor de la nube instala, mantiene y administra la implementación de la base de datos. Se trata de un modelo muy recomendable para pequeñas y medianas empresas que no tienen el presupuesto para mantener el departamento de TI que haría falta para administrar los datos de forma interna.
  • Base de datos como servicio: esta alternativa permite que la empresa no tenga que instalar y mantener la base de datos. El proveedor de los sistemas de gestión de base de datos en la nube instala y mantiene la base de datos. Al empresario cliente sólo le queda la obligación de hacer frente al pago por el almacenamiento y los recursos informáticos. Esta modalidad es bastante popular, ya que el proveedor de la nube libera a las empresas de la responsabilidad de las funciones administrativas de bases de datos tradicionales.

 

New Call-to-action

Topics: Big Data