El valor de la gestión de datos

Data warehousing: 3 ocasiones de hacer las cosas bien

Posted on Fri, Nov 11, 2016

Cualquier persona que entienda un poco de data warehousing sabe que una migración es una ocasión que no se puede desperdiciar. No se trata sólo de la promesa de un mayor espacio o más agilidad sino que es esa segunda oportunidad que tantas veces se desea, y tan pocas se tiene la suerte de tener.

data_warehousing.jpg

Créditos fotográficos: istock OleGunnarUA

Hoy día, todos los negocios están impulsados por los datos y, lo normal, es que el ritmo de recogida sea superior progresivamente. Medios sociales y fuentes externas aportan el contexto necesario a los datos de generación propia y, así, guardando todo lo que es verdaderamente relevante, aumenta sin cesar el volumen y la complejidad de los datos. Pero, lejos de entender que, a mayor volumen pueden provocarse mayores latencias, por ejemplo, al lanzar una consulta, los usuarios de negocio no quieren tener que esperar, una impaciencia heredada de sus clientes y que supone un reto añadido a cualquier migración en un entorno de data warehousing.

A este desafío hay que sumarle un par más, que nunca faltan pero que, junto con aquél configuran las 3 mejores ocasiones que toda organización tiene de hacer las cosas bien.

 

Descárgate nuestra Guía sobre Big Data

 

Cómo convertir problemas en soluciones en data warehousing

Ya se trate de una migración tradicional, al más puro estilo de data warehousing donde los datos se mueven a un nuevo almacén, sin más; de opciones que son tendencia, como los traslados a un data warehouse en el cloud; o de opciones que vuelven con fuerza, como los data warehouse appliances; el principal reto es preservar la inversión y maximizar la capacidad, pero con una interrupción mínima en el negocio.

Se quiere impulsar el rendimiento del análisis, se busca agilizar la toma de decisiones, mejorar la compartición de información y, no queda otro remedio que migrar. Y es en este momento cuando muchas empresas se dan cuenta de que no disponen de una estrategia de gestión de datos robusta.

Es el momento de enmendar errores del pasado que, por desconocimiento, por falta de tiempo, de perspectiva o por dudas, se dejaron correr y quedaron pendientes de resolución. Es hora de enfrentarse a:

  1. a) Dificultades en la elección tecnológica: no se puede hacer una pausa en las operaciones de análisis mientras se produce la migración al nuevo destino de data warehousing. Los usuarios de negocio necesitan conocimientos y los cuadros de mando, datos. Por eso, es preciso:

  • Escoger herramientas estandarizadas de integración y calidad de datos, que salvaguardan la productividad y la capacidad de reutilización que se necesita para reducir el riesgo y acelerar la entrega.
  • Priorizar las soluciones que maximizan la reutilización de la lógica de datos y las normas de calidad de datos.
  1. b) Problemas de calidad de datos: está claro que a nadie le interesa llevar a cabo la migración de datos erróneos a los nuevos sistemas, puesto que ello afectaría al análisis y todas las decisiones futuras de negocio. La migración es una oportunidad única en data warehousing para crear un entorno de gestión de datos flexible, compatible con cualquier tipo de datos y que incorpore herramientas de integración y calidad de datos. Hace falta buscar herramientas que permitan un alto nivel de productividad de los desarrolladores pero que, a la vez, proporcionen una conectividad integral e incorporen elementos para propiciar la colaboración entre IT y negocio.
  2. c) Inconsistencia en el gobierno de los datos: data governance tiene que ver con garantizar la entrega de datos de confianza sobre una base continua y, más allá de la esfera técnica o de la definición y aplicación de políticas; se trata también de designar a los propietarios de los datos y exportar mejores prácticas. Con las herramientas adecuadas, el paso a un nuevo entorno de data warehousing permitirá que la organización en conjunto se beneficie de mayor alineación entre personas, procesos, políticas y tecnología; se garantice la entrega de datos seguros y de confianza; y se mejoren la agilidad y efectividad de los procesos.

La migración de datos no debe ser la operación más temida del data warehousing, sino la oportunidad para introducir el gobierno de datos, para estandarizar los procesos de gestión de datos y para simplificar la arquitectura de datos.

¿A qué esperas para migrar?

 

big data hadoop

Topics: Data Warehouse