El valor de la gestión de datos

Data governance: el necesario control de los datos

Posted on Fri, Aug 19, 2016

El gobierno de los datos obedece, lógicamente, al necesario control de los datos en las empresas, si bien en muchas organizaciones éste no se lleva a cabo o se realiza de forma deficiente. Más allá de contar con datos fiables, su gobierno nos facilita disponer de la información que realmente necesitamos para la buena marcha de la empresa. Tanto a la hora de ejecutar procesos operativos con agilidad como para la toma de mejores decisiones estratégicas, que aporten ventajas competitivas. En ambos casos, son importantes los datos de calidad, que respondan a unos estándares determinados, pero su existencia no será suficiente para conseguir un uso óptimo de los mismos. 

Dentro de un enfoque data driven, se precisa de una cultura empresarial acorde, que posibilite una idónea gestión de los datos, capaz de extraer todo su potencial y, en fin, aportar valor a la empresa. Junto con una tecnología que lo haga posible, adaptada también a la era digital en la que nos encontramos, la cultura empresarial basada en los datos estará igualmente en sintonía con un gobierno de los datos.

 

El gobierno de datos: la importancia del control

El gobierno de los datos implica contar con datos de calidad, pero se trata de un concepto mucho más amplio. En el actual era digital, dominada por el Big Data, es obvia la complejidad que implica la explosión de datos no estructurados, lo que nos lleva a precisar de un control efectivo en los habituales sistemas híbridos.

Las ventajas comparativas obedecen, en gran medida, a la buena gestión de los datos, para lo cual, sin duda necesitamos una tecnología y una cultura empresarial ad hoc, así como un gobierno de datos que sustente los procesos de negocio.

Son tres conceptos interrelacionados: cultura, tecnología y gobierno de datos. No en vano, solo mediante un gobierno de datos eficaz seremos capaces de adaptarnos a las exigencias que plantea Big Data, al tiempo que este nuevo escenario exige cambios tecnológicos y una nueva cultura empresarial.

El gobierno de datos hace posible, en definitiva, poner punto y final a los datos ingobernables, tanto por su heterogeneidad como por su fragmentación en silos que se encuentran en distintas aplicaciones y sistemas de la organización. 

En este sentido, la tecnología es clave, pero difícilmente extraremos todo su potencial sin un adecuado gobierno de datos. La importancia del control de los datos mediante una adecuada gestión de la  información radica precisamente en extraer valor de la información. Con particularidad de que si bien los datos siempre deben enmarcarse en un data governance, la suma de Big Data lo convierte en un problema aún más acuciante.

Con los grandes datos y la proliferación de aplicaciones y entornos cloud computing, por lo tanto, con mayor motivo es importante el gobierno de datos. Evitar que sean ingobernables y dotarlos de consistencia, por un lado, obliga a identificar roles y responsabilidades para asignarles las funciones pertinentes.

Las estrategias data governance son esenciales para establecer mecanismos de control capaces de conseguir que los datos se conviertan en un activo empresarial. Fundamentalmente, gracias al establecimiento de estándares, políticas y procesos que determinen su uso en la empresa.

La gobernanza de datos requiere una actuación integral, que conjugue de la mejor forma los principios de una cultura empresarial enfocada al dato, la tecnología y esa gestión inteligente de los datos. Solo así será posible garantizar la entrega de datos confiables y seguros de modo eficiente.

En última instancia, se busca lograr tanto que los sistemas utilizados estén adecuadamente relacionados y sustenten los procesos de negocio de cara a una operatividad cotidiana como a una evolución conforme a nuestras expectativas. 

Fuente imagen: Stuart Miles / FreeDigitalPhotos.net

 

New Call-to-action

Topics: Data Governance