El valor de la gestión de datos

Cómo enfocan el procesamiento de la información las empresas líderes

Publicado el 12/09/16 21:00

El modo de enfocar el procesamiento de la información o, mejor dicho, el gobierno que hay detrás, puede permitir a una empresa generar ventaja competitiva. La dificultad radica en que, dado el tamaño de las organizaciones y su alcance global, es muy complicado conocer qué sucede dentro y cuáles son las posibilidades de sus datos, pero es importante plantearse el propósito ya que tener la información correcta es fundamental para todo, desde la toma de decisiones estratégica a la excelencia operativa.

 

procesamiento_de_la_informacion.jpg

Créditos fotográficos: istock maxsattana

Por eso, las políticas que se dicten han de buscar una ventaja competitiva sostenible, que es la que se consigue al garantizar un procesamiento de la información óptimo, tanto dentro como fuera del núcleo de la organización. Esto requiere plantear el gobierno de los datos como un proceso, y no como un proyecto, que ayude a alcanzar tres importantes objetivos.

 

Las 3 claves del procesamiento de la información que conducen a la obtención de ventaja competitiva

Abordar el procesamiento de la información corporativa de forma eficaz requiere del planteamiento de tres objetivos desde la función de gobierno:

  1. Reconocer y minimizar el sesgo de información y la presencia de silos: conseguir información pura en una empresa es un reto, dado que siempre puede existir un incentivo que influya a la hora de poner el énfasis en unos contenidos u otros. La información suele aparecer sesgada de alguna manera, dependiendo de las motivaciones de la persona que la entrega, que dificultan mantener la neutralidad. Para evitarlo es recomendable plantear el procesamiento de la información en base a tres acciones complementarias:

  • Agregar la información.
  • Apoyarse en herramientas predictivas.
  • Fomentar el autoservicio usuario.

También hay que trabajar por evitar los silos informacionales fomentando la integración de datos, la conexión interdepartamental y, sobre todo, actuando desde la gestión de datos y datos maestros.

  1. Usar la información para justificar cualquier acción y promover la transparencia de los procesos: la información es crítica con el fin de evaluar adecuadamente cómo las organizaciones están operando y para proporcionar las métricas que revelan su verdadero progreso. A la vista de los datos y tras el adecuado procesamiento de la información ha de ser posible:

  • Conocer las necesidades en materia de datos.
  • Identificar las áreas en que es necesario hacer ajustes.
  • Exportar mejores prácticas a otros procesos o departamentos.
  1. Entender el procesamiento de la información como un medio y no como un fin: los datos pueden ayudar al negocio a innovar pero, para ello deben entender mejor al cliente, conocer mejor el mercado y ser conscientes de sus propias posibilidades como negocio. En este sentido, el procesamiento de la información ha de hacer posible orientar una toma de decisiones basada en datos objetivos, contrastables y actuales. Cada decisión ha de impulsar una acción digna de invertir esfuerzo y recursos de forma justificada y para eso hace falta:

  • Entender la diferencia entre negocio e IT para abrazarla y trabajar de forma colaborativa.
  • Apoyar los objetivos generales de la empresa en base a los requisitos de procesamiento de la información  orientados al sistema y orientados al usuario.
  • Buscar la productividad en el procesamiento de la información.

 

New Call-to-action

Temas: Data Governance