El valor de la gestión de datos

Cloud data management: la nube rentable

Posted on Sat, Mar 12, 2016

Las tecnologías de cloud data management son necesarias para poder aprovechar las oportunidades de negocio que ofrece la nube sin tener que preocuparse por los retos relacionados con la gestión de datos en este nuevo entorno. Sin embargo, algunas empresas se plantean la rentabilidad de una decisión de este tipo.

cloud data management

Créditos fotográficos: istock Lefler

 

¿Conviene a mi negocio realizar una inversión en la gestión de datos basada en la nube?

Lo primero que hay que plantearse es si es posible renunciar a los beneficios de la nube, entre los que destacan:

  1. Coste reducido: los proveedores de servicios de la nube, al compartir costos entre diferentes clientes, reducen su coste de propiedad y operación al mínimo. De esta forma es posible poner a disposición de los usuarios un sistema que pueden usar, sin necesidad de tener que adquirir infraestructura de TI, por lo que sólo se les factura por los recursos consumidos.
  2. Facilidad de acceso y uso, que garantiza el acceso a los servicios de TI en cualquier momento y desde cualquier lugar con una conexión a internet.
  3. Calidad de servicio, ya que el funcionamiento de la infraestructura de TI cuenta con el respaldo de un proveedor especializado y con experiencia.
  4. Elasticidad, que facilita el hacer frente a los aumentos repentinos de cargas de trabajo y poder volver a la normalidad una vez se haya superado el pico.

No obstante, cloud data management es uno de los puntos más delicados a tener en cuenta en cualquier decisión sobre la nube. El principal desafío de la gestión de datos en este entorno es contar con la suficiente facilidad de programación, la coherencia necesaria y la escalabilidad y elasticidad requeridas al mismo tiempo.

¿Tienes dudas? Consulta a un experto en CLOUD

Cloud data management: inconvenientes a tener en cuenta

Si bien es cierto que las soluciones actuales de cloud data management cuentan con bastantes ventajas:

  • Garantizan bastante éxito para aplicaciones específicas y relativamente simples.
  • Aseguran el grado de escalabilidad.
  • Permiten a todas las aplicaciones acceder a las particiones de datos de forma individual.

Todavía les faltan aspectos por pulir, ya que, en algunos casos, para conseguirlo han tenido que sacrificar consistencia y facilidad de programación, y que, en lo que respecta a aplicaciones más complejas, con estrictos requisitos de coherencia, los desarrolladores se enfrentan a un problema muy difícil, que es el encontrar el modo de diseñar una ingeniería que consiga proporcionar aislamiento y atomicidad a lo largo de las particiones de datos.

No sólo la complejidad de las aplicaciones puede afectar a la eficiencia de la gestión de información en la nube sino que el tipo de datos a procesar puede plantear cuestiones de resolución no tan sencilla. En concreto, no es lo mismo que se trate de:

  • Datos transaccionales: proceden de bases de datos operacionales muy intensivas en escritura. Sus peculiaridades los hacen poco apropiados para el traslado a entornos de este tipo ya que el cloud data management no podría adecuarse a sus necesidades de multiprocesamiento en disco compartido y, peor aún, los datos corporativos deberían alojarse en un repositorio al que, en muchos casos, le faltaría confiabilidad.
  • Datos de análisis: se usan para nutrir aplicaciones que consultan los almacenes de datos para su uso en la planificación de negocios, resolución de problemas y toma de decisiones. Los datos históricos, junto con datos de múltiples bases de datos operacionales, están normalmente involucrados en el análisis y, por ello, la escala de los sistemas de gestión de datos analíticos es generalmente más grande que la de los sistemas transaccionales. Estos sistemas, que son intensivos en lectura, pueden adaptare a las propiedades ACID mucho mejor y permiten una protección de los datos sensibles en la nube más eficaz.

Cloud data management conlleva importantes beneficios para las empresas, entre los que cabría destacar:

  1. Aceleración de las implementaciones de tecnología.
  2. Reducción del gasto asociado a la inversión en el sistema.
  3. Minimización de los costes de mantenimiento del sistema.
  4. Mayor flexibilidad para ayudar a satisfacer las cambiantes necesidades empresariales.

Sin embargo, los sistemas de bases de datos basados en la nube y las otras opciones de gestión de datos cloud pueden implicar algunos inconvenientes, que conviene conocer para extremar la cautela en su adopción, especialmente cuando se trata de aspectos relacionados con la consistencia o la seguridad de la información.

 

Cloud Data Integration

Topics: Cloud