El valor de la gestión de datos

Ciberseguridad: ¿qué pasa con mis datos?

Posted on Wed, Feb 20, 2019

Los datos se han convertido en elementos vitales para las empresas, tanto es así que son la base para el desarrollo de cualquier tipo de negocio. De hecho, cada vez más las entidades cuentan con un mayor número de datos confidenciales y, aunque son muy útiles para el devenir de las mismas, también hay que tener en cuenta que pueden ser un verdadero problema, puesto que esos datos hay que almacenarlos bien y protegerlos con la mayor seguridad posible. Dentro de este contexto extendido cada vez con más importancia en el sector profesional entra en juego la ciberseguridad.

Ciberseguridad

¿Verdaderamente contamos con buenas medidas de protección en nuestro sistema? La realidad es que poco a poco las empresas van dándose cuenta más de la importancia que tiene este factor y deciden actuar en consecuencia aumentando su presupuesto en ciberseguridad. Tanto es así que en 2015 el mercado de la ciberseguridad tenía un nivel de financiación de casi 4.000 millones de dólares, una cifra que va en aumento, aunque aún queda mucho camino por recorrer.


¿Cuáles son los problemas actuales?

A pesar de que los avances en ciberseguridad han ido en aumento, es importante comentar que todavía siguen existiendo muchos problemas a la vista de que la protección de datos aún no es absoluta, ni algo natural para cualquier tipo de entidad. Algunos profesionales del sector hablan de cómo algunas nuevas tecnologías concretas, a pesar de su eficacia, dificultan esta protección, siendo por ello que los proveedores deben estar actualizados y ofrecer las mejores soluciones en el menor tiempo posible. Por ejemplo, podemos hacer referencia en este contexto a la computación en la nube o al crecimiento de BYOD, entre otras cosas. Todo ello es muy beneficioso, pero siempre utilizado de una manera eficaz, con un seguimiento exhaustivo y dotándole la importancia y atención que merece.

Además, se puede comprobar que la mayoría de equipos de seguridad que se utilizan no son capaces de medir el impacto que crea en el negocio y por tanto tampoco se pueden elaborar informes sobre ello. Y por supuesto, no podemos olvidar hablar de la violación de datos como un hecho que sigue estando muy presente y al cual no se le ha dado todavía solución absoluta. Existe mucho descontrol sobre este tipo de incidencias y esto lleva a que haya brechas en las que la información y los datos personales de los usuarios caigan en manos de personas no autorizadas. Un mundo en el cual la ciberseguridad estuviera totalmente controlada implicaría que no habría ningún momento en el que los datos de los usuarios pudieran estar en riesgo. Por ahora, todavía estamos lejos de ese paradigma.

¿Están seguros tus datos? Descárgate este ebook gratuito

¿Hay soluciones?

La ciberseguridad mejora a pasos agigantados, si bien aún hay mucho que hacer. Se está pudiendo ver cómo hay mejoras significativas, pero dejando aún muchos aspectos que resolver. Donde hemos podido ver mejora ha sido en el desarrollo de nuevos sistemas para la lucha contra el malware, ofreciendo un rendimiento que evita incidentes a diario en todo tipo de empresas. En cualquier caso, poco a poco se van viendo nuevas soluciones y remedios para los incidentes más habituales, lo que nos encamina hacia un futuro optimista.

Por ejemplo, en 2014 se consideró que la computación en la nube podría resultar de alto riesgo para las empresas y debido a ello se crearon nuevas técnicas y programas de ciberseguridad como es el caso de Secure Cloud Gateways. Se demostró que había muchas opciones y que aún se puede dar forma a mejores medidas de seguridad, sobre todo en cuanto a las tareas de monitorización. Estas aún están en sus primeras fases de implementación, pero apuntan alto. En especial se trabaja para que el público se habitúe a su aprovechamiento, dado que el monitoreo debería realizarse siempre para poder rastrear el uso que se hace de los datos y ver si hay accesos no autorizados.

Por otra parte, no hay que dejar de lado las evaluaciones de riesgo. No podemos implantar medidas de seguridad si no sabemos dónde están los fallos. Por desgracia, muchas empresas no realizan este tipo de evaluaciones de forma periódica, algunas retrasándolas incluso durante años, lo que puede dar lugar a incidentes. Ante esto no hay que olvidar que para mantener la mejor seguridad en nuestro sistema lo principal es conocer dónde se encuentra la información almacenada, saber cuáles son las principales amenazas y determinar los controles que ya están establecidos para poder añadir otras medidas de seguridad que nos ofrezcan las mejores garantías.

 

calidad de datos imprescindibles factores

Topics: Data Security