El valor de la gestión de datos

Breve definición y utilidad de las aplicaciones de base de datos

Posted on Mon, Sep 12, 2016

 

Si bien una base de datos puede definirse como un contenedor informático en el que guardar y consultar datos relacionados con un mismo tema o actividad, para la manipulación eficiente de esta colección de informaciones se precisan programas especializados.

aplicaciones-de-base-de-datos

Con tal fin, se utilizan aplicaciones de bases de datos, que son precisamente eso. Así pues, podemos definirlas brevemente como programas de software diseñados para recoger, gestionar y difundir información de manera eficiente. Es decir, se trata de un programa que permite crear una interfaz a través de la que el usuario, sea un cliente o trabajadores de la empresa, puede acceder a una base de datos para obtener información de la misma.

Su utilidad es, por lo tanto, práctica, pudiendo estar orientada a distintos fines, determinados en función de su diseño, pero por lo general se utilizan para realizar acciones como buscar, ordenar, hacer cálculos matemáticos y estadísticos de los datos, ofrecer y compartir información.

Una información que, teniendo en cuenta el actual contexto digital, puede provenir tanto de datos procedentes de Data Warehouses como de sistemas de Big Data y alojarse en la nube o en infraestructuras locales, siendo cada vez más habituales los esquemas híbridos. A su vez, el signo de los nuevos tiempos ha multiplicado el número de aplicaciones utilizadas, así como los problemas creados por los silos en los que se encuentran los datos.

Por otro lado, las aplicaciones avanzadas pueden ser personalizadas para automatizar determinados tipos de trabajo a partir de las necesidades que tenga la empresa. De este modo, se evitan complejas programaciones manuales que resultan poco eficientes. 

 

Algunos ejemplos: CRM y sitios web

El popular sistema de gestión de relaciones con los clientes o CRM (Customer Relationship Management) es un ejemplo de aplicaciones de base de datos, en este caso basado en un modelo de gestión orientado al cliente.

En la práctica, el éxito de esta política empresarial de marketing dependerá de la existencia de bases de datos fiables (almacenes tradicionales y grandes datos), así como de la capacidad de automatización y versatilidad de la aplicación para diseñar las mejores estrategias de marketing. Su objetivo final es maximizar las ventas, reducir costos y fomentar la interacción y el diálogo para acercarnos al cliente.

Por otra parte, las aplicaciones basadas en la web son otro ejemplo ilustrativo. De hecho, muchos sitios web han convertido a las aplicaciones de base de datos en los principales componentes de sus sistemas. Entre otros casos de utilización de aplicaciones de bases de datos en el entorno web destacan los sites de venta minorista, como ocurre en el caso de Amazon.

El gigante del comercio online almacena y procesa información sobre sus productos en bases de datos, al tiempo que utiliza aplicaciones de base de datos de CRM para cuidar la relación con el cliente y buscar oportunidades de marketing con cada contacto.

Por último, si bien Facebook tiene una arquitectura realmente innovadora, la aplicación que utiliza es esencialmente una base de datos construida sobre un gestor MySQ, probablemente la mejor plataforma de base de datos para las actuales y futuras aplicaciones web. Además de la famosa red social, entre otros, lo utilizan Yahoo!, Twitter y Amazon Web Services.

Fuente imagen: Stuart Miles / FreeDigitalPhotos.net

 

New Call-to-action

 
 

Topics: Big Data