El valor de la gestión de datos

10 claves para mejorar tu estrategia data archiving

Posted on Tue, Nov 3, 2015

 Diez cosas tener en cuenta hacer data archiving

Como proceso de identificación y movimiento de datos inactivos fuera del sistema productivo, el data archiving se traduce en eficiencia. Entre otras razones, gracias a una automatización que ayuda a bajar costes y también permite seguir cumpliendo con los requerimientos legales.

Para establecer una estrategia adecuada de data archiving, sin embargo, hemos de implementar una serie de reglas. El objetivo será múltiple: desde reducir gastos en infraestructura, optimizar el rendimiento del sistema productivo y tomar decisiones sobre qué guardar y durante cuánto tiempo hasta buscar la seguridad, pues sigue siendo información sensible.

Los puntos clave para planificar un data archiving

A la hora de planificar un data archiving que nos traslade la información a estos sistemas especializados son muchos los aspectos que hemos de considerar. Estos son los diez puntos y buenas prácticas a tener en cuenta cuando hemos de elegir una herramienta de archiving:

  1. Elegir un medio de almacenamiento durable: Hemos de considerar que la información permanecerá guardada durante largos periodos de tiempo. Como consejo orientativo, sería conveniente elegir un medio de almacenamiento que soporte un mínimo de diez años. Por ejemplo, habríamos de considerar que pasados diez o quince años las cintas se desmagnetizan.
  2. Elegir un dispositivo de lectura vigente: Aunque el medio de almacenamiento se caracterice por su durabilidad, la recuperación de la información no será factible si los pertinentes dipositivos de lectura están obsoletos y, por lo tanto, son muy complicados o incluso imposibles de encontrar.
  3. Elegir un formato usable: La usabilidad de los datos es otro requisito clave para llevar a cabo una buena estrategia de data archiving. Poder usar los datos requerirá el uso de programas vigentes.
  4. Revisar los viejos archivos: La revisión de viejos archivos nos ayuda a tomar decisiones con respecto a los anteriores puntos. Si fuese conveniente, tras revisarlos podemos optar por migrarlos para prevenir o corregir problemas como los apuntados.
  5. Tener redundancia de los datos: Disponer de una copia de seguridad de los datos en un lugar seguro nos permitirá poder recuperar la información si hubiese algún problema.
  6. Hacer un archiving selectivo: La decisión de qué guardar es itro factor importante al hacer data archiving. Básicamente, significa considerar qué datos son más importantes que otros y, en todo caso, cuáles preciso almacenar y qué otros no es necesario hacerlo.
  7. Determinar el método de extracción: Cuando diseñamos un sistema de data archiving hemos de pensar en el método que vamos a emplear para recuperar la información cada vez que creamos una consulta de datos. Hay disponibles numerosas herramientas que permiten navegar dentro de los medios de almacenamiento para identificar los datos que buscamos en un periodo de tiempo variable.
  8. Asegurar suficiente espacio: El archivado supone un crecimiento constante de datos. No solo hemos de asegurar que va a haber espacio disponible, sino también prever situaciones cuando éste se acabe. Habremos de plantearnos qué hacer, cómo continuar proporcionando ese necesario espacio.
  9. Rastrear los datos en un entorno aislado: Es recomendable restaurar la información en un entorno aislado. De no hacerse así corremos el riesgo de infectar nuestras redes con posibles virus o que aparezcan datos redundantes, entre otros problemas.
  10. Decidir un archiving online u offline: Ambos tipos de ubicación tienen sus pros y sus contras. El rápido acceso online, lógicamente, no nos lo proporciona un archiving offline, pero también es más caro y vulnerable. Por el contrario, la opción offline permite guardarlo indefinidamente, con mayor seguridad y a un coste menor. 
Fuente imagen: Stuart Miles / FreeDigitalPhotos.net

Posts relacionados:

Ebook Data Archiving