El valor de la gestión de datos

¿Acabará el Big Data con el Business Intelligence?

Posted on Tue, Sep 29, 2015

Desde un enfoque que podemos llamar clásico o tradicional, alejado de todo lo que implica Big Data, el Business Intelligence (BI) permite la toma de decisiones estratégicas gracias a la estructuración de información empresarial en almacenes de datos. Se trata de una información, de origen interno o externo, pero focalizada en ámbitos similares, como los relacionados con ventas, producción o calidad y que, por lo general, se compone de datos estructurados que no tienen un crecimiento exponencial.

big data

agsandrew

 

Con la irrupción del Big Data, los datos sí han crecido a este ritmo, conformando un universo inabarcable, diverso y en constante crecimiento. Estamos ante una realidad que desafía a las nuevas tecnologías, requiriendo una interacción entre éstas y el tsunami de datos que resulta fascinante y, al mismo tiempo, provoca respeto.

 

Tecnologías Big Data, la respuesta a un gran desafío

La respuesta tecnológica ante tamaño desafío obliga a trabajar con los grandes datos si se quiere:

  • Conservar el liderazgo.
  • Conquistar nuevas ventajas competitivas.
  • Alcanzar muy diferentes propósitos, que pueden exceder el ámbito empresarial tradicional.

Si bien los grandes datos siempre existieron, es ahora cuando se han disparado hasta cobrar unas dimensiones inéditas, y también únicamente hoy encontramos tecnología que constituye una alternativa real, por sus capacidades de almacenamiento, procesamiento y analíticas a tan bajo costo (en términos relativos).

Como ocurre, por ejemplo, con marcos de trabajo tan revolucionarios como Hadoop y su rico ecosistema o, imposible obviarlo, con el universo del Internet de las Cosas, tan vinculada al cloud computing y a otras soluciones tecnológicas que no cesan de avanzar y cambiar realidades.

 

Descárgate nuestra Guía sobre Big Data

 

Sumar tecnologías para llegar más lejos

La evolución de la tecnología Big Data, en efecto, ha hecho posible que almacenar y extraer valor de los grandes datos sea factible para empresas de todos los tamaños. Lógicamente, ello ha abierto todo un mundo de posibilidades para dar ventaja estratégica a la empresa, pero no lo ha hecho de forma excluyente.

Muy al contrario, se ha producido un enriquecimiento. Lejos de ser una tecnología disruptiva, las posibilidades que brinda Big Data se suman a las que ofrece el tradicional BI a la hora de proporcionar información útil y relevante para la toma de mejores decisiones empresariales.

business intelligence

 

El dilema, por lo tanto, no está en elegir entre utilizar el Data Warehousing para transformar los datos de negocio en BI o en hacer lo propio con tecnologías de Big Data. Ya se trabaje on premise, en la nube o se opte por ambos entornos para extraer valor de la información procedente de los datos internos, así como de una gran variedad de fuentes, el objetivo sigue siendo el mismo: dar al análisis de negocio un valor clave para ser competitivos.

Todo apunta a que, tanto ahora, como en un futuro próximo, ambos planteamientos coexistirán. De hecho, son integrables. En definitiva, la información que nos brinda un sistema Big Data amplifica y complementa la que obtenemos con un enfoque convencional de BI. Optar por uno, u otro o por ambos, dando con la fórmula idónea en cada caso, resultará más o menos conveniente en función de lo que aconsejan las necesidades concretas para obtener el máximo potencial.

Empleado de forma inteligente, Big Data da alas a BI.

Fuente imagen: Stuart Miles / FreeDigitalPhotos.net

 

Post relacionados:

 
 
big data hadoop
 

Topics: Big Data