El valor de la gestión de datos

Intuición vs análisis en la toma de decisiones: ¿Qué gana?

Publicado el 14/09/15 4:00

Intuicion vs analisis en la toma de decisiones Que gana El data management busca el logro de una ventaja competitiva mediante las nuevas tecnologías y las habilidades analíticas para sacar el máximo partido a los datos. Sin embargo, en la práctica el data science se topa con obstáculos que van más allá de los tecnológicos propiamente dichos o de la escasez de talento analítico. Y es que, como es bien sabido, la actitud es un difícil reto que se encuentra entre los principales desafíos del data science.

De poco o nada sirve el avance de la analítica de los grandes datos para tomar decisiones estratégicas si hay una falta de actitud que, muy a menudo, se presenta como un obstáculo que parece insoslayable. Si, en suma, los tomadores de decisiones optan por primar la intuición sobre el uso de datos.

¿Pero, cuál es el camino correcto? ¿Realmente la intuición es menos efectiva que las decisiones basadas en datos confiables? Dar respuesta a preguntas como éstas fue lo que se propuso Simone Gressel, una estudiante de doctorado de la Universidad de Massey, en Nueva Zelanda, cuando decidió iniciar una ambiciosa investigación para su tesis doctoral.

Su curiosidad vino motivada, en un principio, por el impacto mediático que ha supuesto el universo de Big Data en los últimos años, especialmente la capital transformación que supone la popularización de la análitica de grandes datos en los procesos de toma de decisiones.

 

Descárgate nuestra Guía sobre Big Data

 

La analítica consigue mejores resultados

El objetivo era averiguar si el uso de los grandes datos permite obtener mejores decisiones a la empresas o si, por el contrario, dejarse llevar por la experiencia y la intuición podía resultar igualmente satisfactorio. "Big Data es tendencia en este momento y hay un gran despliegue publicitario increíble, y ello me suscitó la duda sobre la confiabilidad de basar las decisiones en los datos", explica.

Dirigido a las empresas que basan sus decisiones estratégicas en grandes volúmenes de datos, finalmente, el estudio de Gressel concluyó que la reducción del papel del juicio humano a la hora de tomar decisiones estratégicas y su sustitución por decisiones basadas en datos arroja mejores resultados.

Aunque la investigación sigue estudiando nuevos casos para profundizar en las conclusiones, "hasta el momento" el estudio ha demostrado que confiar en los datos por lo general es la mejor opción. En muchas ocasiones, el estudio constató que los datos contradijeron lo que recomendaba hacer el instinto.

El estudio se basó en entrevistas a responsables de la toma de decisiones a diferentes niveles de la empresa, desde un punto de vista cualitativo, valorando sus percepciones sobre el uso de los datos en situaciones en las que resultó un éxito o un fracaso, así como la mayor o menor dependencia cuando se necesita decidir.

Aunque en sus observaciones los datos "no siempre tenían la razón", Gressel afirma que por lo general la falta de fiabilidad obedecía a datos de mala calidad o inadecuados, a menudo proporcionados por fuentes externas. También identificó situaciones en las que los data scientist realizaron un trabajo ineficiente por distintas razones, como por ejemplo realizar un mal planteamiento del problema por falta de una correcta comprensión.

Fuente imagen: Michael Goldy / FreeDigitalPhotos.net

 

Post relacionados:

Enlace a guía gratuita sobre Big Data y Hadoop

Temas: Noticias