El valor de la gestión de datos

El mercado IoT marcará el futuro de internet

Publicado el 24/06/15 4:00

 Futuro tecnologia Big Data IoT

El avance de internet sigue imparable. A lo largo de las sus más de cuatro décadas de vida ha ido evolucionado hasta la actual red multiplataforma, en la que blogs, redes sociales y páginas web son las protagonistas, mediante un acceso a través de ordenadores, tabletas, televisiones y teléfonos móviles.

En el futuro, un futuro cercano que llega galopando, internet está marcado por el acceso desde innumerables dispositivos móviles y objetos que conforman el universo del Internet de las Cosas (Iot, por sus siglas en inglés), consiguiendo una conectividad amplificada que influirá de forma insospechada en muy distintos aspectos de la vida.

Así serán las cosas, al menos, según un reciente estudio del Pew Research Center que recoge las previsiones de más de 1.600 expertos sobre la evolución de la tecnología durante la próxima década, y cómo ésta impactará en la vida cotidiana.

Descárgate nuestra Guía sobre Big Data

Un efecto beneficioso para la vida cotidiana

Los expertos fueron unánimes en cuanto a la proliferación de dispositivos de todo tipo que se conectarán a la red en los próximos años, con el consiguiente crecimiento exponencial del IoT. Para el año 2025, miles de millones de dispositivos, artefactos y accesorios conectados a la red crecerá de forma significativa, tendrán efectos generalizados y, según la gran mayoría, éstos resultarán beneficiosos en las vidas cotidianas de la población.

En cifras, un 83 por ciento de los encuestados estimó que "sí", frente a un 17 por ciento respondió que "no", por considerar que, junto a las ventajas, los avances tecnologicos también crearán problemas en la vida cotidiana que no pueden obviarse. Entre otros, problemas a nivel de falta de seguridad y también de privacidad.

Por su parte, muchos de los expertos apuntaron que, además de ser útiles y ayudar a disfrutar del ocio y el entretenimiento, los dispositivos podrían incentivar a la gente a mejorar su comportamiento como consumidores, ciudadanos, bien sea para trabajar de una manera distinta, usar los servicios de forma más eficiente o, por ejemplo, para actuar de una manera más saludable o segura. Consideran que la suma de un sinfín de pequeños cambios como éstos, en suma, acabará provocando un efecto revolucionario a nivel personal y también global.

Sin embargo, otros consideraron que, ese pretendido efecto "revolucionario" sobre la vida cotidiana, en realidad acabará siendo "insignificante". Básicamente, no se espera que la utilidad y funcionalidades de los dispositivos no revolucionarán la vida cotidiana.

La pérdida de la privacidad

La monitorización de las actividades cotidianas supone una constante generación de información por parte de las personas, y ello, en opiníón de los expertos, supondrá una importante merma de la intimidad. La exposición de estos datos, por contra, puede producirse bajo el consentimiento de muchos usuarios que sacrificarán su privacidad a cambio de las ventajas que proporciona su uso con el consiguiente riesgo de acabar convirtiéndose en una herramienta de control y manipulación social.

La complejidad de la red y las consecuencias imprevistas son otros de los puntos negativos que conllevará el avance de IoT para 2025. En particular, los expertos muestran preocupación por la imposibilidad de resolver muchos de los problemas que puedan producirse, entre ellos la inseguridad y efectos no deseados.

Fuente imagen: Stuart Miles /  FreeDigitalPhotos.net

 

Post relacionados:

hadoop y el bigdata

Temas: Big Data