El valor de la gestión de datos

Los ciberdelincuentes se organizan en bandas y mafias

Publicado el 29/05/15 4:00

 Ciberdelincuencia Big Data

La creciente digitalización de la sociedad ha dado alas a los ciberdelincuentes, cuya amenaza también está cobrado unas dimensiones preocupantes, sobre todo porque se trata de un problema ante el que es difícil intervenir. 

Con el objetivo de analizar la ciberdelincuencia y buscar soluciones para atajarla, un estudio realizado en Estados Unidos ha analizado cómo los ciberdelincuentes organizan en línea, con la esperanza de poder mejorar la eficacia de la estrategia policial.

En lugar de dedicar esfuerzos a la identificación de los delincuentes, el estudio concluye que sería más eficaz no derrochar recursos inútilmente y centrarse en el ciberdelito cometido para aumentar la probabilidades de tener éxito en la operación.

 

 

Agrupados en bandas y mafias horizontales

Investigadores del Privacity, Security and Automation Lab de la Universidad de Drexel dedicaron varios años a analizar la participación de los ciberdelincuentes en cuatro foros de ciberdelincuencia a los que tuvieron acceso gracias a fuentes anónimas. Su análisis buscaba hallar el mecanismo que utilizan este tipo de criminales para organizarse a la hora de planear sus actuaciones.

El trabajo ha realizado una primera aproximación a lo que significa el crimen organizado en el ciberespacio. Básicamente, el objetivo era entender cómo se organizan los criminales aprovechando las ventajas globales que ofrece la red.

Tras obtener representaciones visuales de la organización en los foros aplicando fórmulas utilizadas para el análisis de las redes sociales que medían la conexión entre los distintos miembros, se identificaron a los líderes, los cibercriminales más conectados, con una gran cantidad de poder en los foros. Ello les permite interctuar con todo tipo de miembros sin necesidad de intermediarios, un importante privilegio habida cuenta de la lógica desconfianza que existe en este entorno.

Los mapas de conexiones generados permitireron descubrir dos formas principales de organizarse en función de su tamaño, tipo de liderazgo y forma de hacer negocios en el foro. Fue así como hallaron que los ciberdelincuentes se organizaban en comunidades que recuerdan a las pandillas y a organizaciones mafiosas, de mayor tamaño.

Un cambio de estrategia

A la hora de elegir una estrategia para abordar el problema del cibercrimen, los científicos apuntaron que podría ser interesante intentar boicotear los foros de los ciberdelincuentes atacando sus puntos débiles, como es la falta de confianza o la participación de sus líderes. O crear una falsa percepción sobre una serie de negocios que no salen bien, otro de los métodos que proponen para hacerles desistir en determinadas áreas.

Puesto que pertenecer a estas comunidades significa haberse ganado la confianza, interferir en los foros creando ruido podría evitar que se realizaran muchos ciberdelitos. Además, más que intentar identificar a los miembros, los científicos consideran que sería mejor hacerlo mediante la intervención del sistema de pago utilizado. 

Fuente imagen: Stuart Miles /  FreeDigitalPhotos.net

 

Post relacionados:

New Call-to-action

Temas: Big Data