El valor de la gestión de datos

Principales características de las bases de datos orientadas a objetos

Publicado el 6/04/15 4:00
Como su propio nombre indica, las bases de datos orientadas a objetos (BDOO) son bases de datos constituidas por objetos de distintos tipos, sobre los que se definen una serie de operaciones para su interactuación, que a su vez se integran con las operaciones de un lenguaje de programación orientado a objetos (POO).
 
Guía gratuita: "Del Bit... al Big Data", descubre todo lo que necesitas saber  sobre Big Data y mucho más.
bases de datos orientadas a objetos

Sus componentes son objetos, puesto que en ellas se almacenan los datos como objetos y no como datos, tal y como hace una base de datos relacional, cuya representación son las tablas. De hecho, las BDOO están diseñadas para trabajar con lenguajes orientados a objetos, pero también manejan información binaria y trabajan con datos complejos de manera rápida y segura.

En los noventa se esperaba mucho de este tipo de base de datos NoSQL, que representa la información mediante objetos, pero finalmente fueron superadas por las bases de datos SQL o relacionales. Actualmente han vuelto a suscitar interés como alternativa a las omnipresentes bases de datos relacionales. 

Gracias a su flexibilidad a la hora de satisfacer necesidades de nuevas aplicaciones, el creciente uso de los lenguajes orientados a objetos, y a la intensa actividad que demuestran las comunidades opensource, se han reactivado tanto las BDOO como los POO.

Java, Visual Basic o C++ son ejemplos de lenguajes que soportan el trabajo con las bases de datos orientadas a objetos. De hecho, las bases de datos tradicionales tienen problemas de operatividad cuando las aplicaciones que acceden a ellas están escritas en uno de estos lenguajes de programación. 

Descárgate nuestra Guía sobre Big Data

Características de las BDOO (bases de datos orientadas a objetos)

Como modelo propio de los modelos informáticos orientados a objetos, las BDOO son una base de datos inteligentes, diseñadas para almacenar objetos complejos, que incorpora todos los conceptos claves del paradigma de objetos. En ellas podemos observar las siguientes características principales:

  • Mandatorias: Son requisitos esenciales, características que el sistema necesariamente debe tener. Entre otros, el sistema debe soportar objetos complejos, identidad de objetos (los objetos deben tener un identificador al margen de los valores de sus atributos), encapsulación (los datos e implementación de los métodos, ocultos en los objetos), y su esquema contiente un conjunto de tipos o clases, además de la concurrencia, la recuperación, la completación computacional, persistencia y manejador de almacentamiento secundario, facilidad de Query o, por ejemplo, la extensibilidad.

  • Opcional: Pueden añadirse opcionalmente para mejorar el sistema, como la herencia múltiple, diseño de transacciones y versiones, el chequeo de tipos e inferencia de la distribución.

  • Abiertas: Son los puntos donde existen distintas opciones, como el paradigma de la programación, la representación del sistema y su uniformidad.

Además de diseñarse para trabajar con lenguajes de programación orientado a objetos, las bases de datos orientadas a objetos incluyen los conceptos clave del modelo de objetos, como son las siguientes propiedades:

  • Encapsulación: Oculta información al resto de objetos para impedir conflictos o un acceso incorrecto.

  • Herencia: Jerarquía de clases a partir de la que los objetos heredan comportamientos.

  • Polimorfismo: Propiedad de una operación que permite aplicarse a objetos de distinta tipología.

Fuente imagen: Stuart Miles /  FreeDigitalPhotos.net

¿Quieres implementar un proyecto de Big Data?  Consulta con un experto para lograr que tu iniciativa en Big Data tenga éxito

 

Post relacionados:

 
New Call-to-action

Temas: Big Data