El valor de la gestión de datos

Arquitectura de datos: Utilidad del diagrama de migración

Publicado el 27/03/15 16:00

 data governance document template

La migración es un paso esencial dentro de la arquitectura de datos de una organización, pues de ello depende el adecuado funcionamiento de cualquier nuevo sistema que vaya implantarse. Se trata, en la práctica, de una transferencia de información de un origen a otro, como parte de una iniciativa sectorial o integral, que abarque a toda la organización.

La migración de datos no es una tarea fácil, pero si se hacen bien las cosas desde el principio la transición será más sencilla, ya se trate de un proceso de desarrollo o de la adquisición de un nuevo sistema que vaya a reemplazar al existente. En este aspecto, será esencial contar con una metodología y herramientas eficaces, que se adapten a los requerimientos de cada proyecto.

Además de buscarse agilidad, al mover los datos se hace necesario dar respuesta a una serie de necesidades críticas para así lograr una operación que cumpla estándares de calidad y, en suma, los requisitos de migración. Para ello, la arquitectura de datos debe establecer una serie de condiciones, como la identificación de datos, así como el nivel de transformación y limpieza necesarios para adaptarse al modelo de datos que exigen las aplicaciones de destino.

Otro aspecto clave para migrar sin riesgos son los diagramas de migración, de gran utilidad para superar los retos habituales en una migración, que normalmente requieren extraer datos de las aplicaciones, realizar operaciones de transformación de los mismos, incluidos los procesos de calidad de datos, fusionar, consolidar y, finalmente, cargar en los sistemas de destino.

Usos del diagrama de migración

En este contexto, el diagrama de migración de datos es una representación visual de la propagación o flujo de datos de las fuentes a las aplicaciones finales, definiendo las tablas de origen y de destino. Su diseño puede responder a dos necesidades:

  • Nivel de arquitectura: Se diseña en función del plan de acción previo, dentro del enfoque que marque la arquitectura de datos y su objetivo es establecer un modus operandi.

  • Procesos de migración: Son diagramas más sencillos, en los que se refleja el número de fuentes que deseemos cargar y supermiten decidir cambios a partir de los resultados obtenidos en el proceso de migración tras aplicarse aquel primer diagrama, una vez los datos se han refinado.

Como herramienta de auditoría de datos y establecimiento del flujo de datos, el diagrama de  migración puede sufrir modificaciones, que dependerán de su nivel de detalle. Así, el diagrama puede ser simplemente un esquema general de la migración o entrar en detalles, o producirse en distintas fases del proceso de migración y llevarse a cabo por distintos motivos y necesidades de las partes interesadas, desde diferentes perspectivas o enfoques.

Las principales ventajas

Al margen de la casuística, como hemos apuntado, el objetivo genérico de los diagramas de migración es mostrar el flujo de datos desde la fuente hacia las aplicaciones destino. Pero no sólo representa visualmente la propagación de fuentes para determinar los objetivos a alcanzar, sino que además permite mejorar el proceso de migración gracias a una serie de ventajas:

  • Sirve como herramienta para auditar los datos.

  • Evita la pérdida de información.

  • Ayuda a ser precisos en la carga de información. 

  • Facilita mantener la integridad de los datos.

  • Agiliza las correcciones de información.

Fuente imagen: mapichai / FreeDigitalPhotos.net

 

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Temas: Data Governance