El valor de la gestión de datos

Riesgos del software as a service open source

Posted on Tue, Mar 24, 2015

software as a service open source

Día a día crecen los servicios cloud que se presentan como alternativa a las aplicaciones clásicas de negocio en forma de soluciones propietarias. Entre ellas, hay un sinfín de aplicaciones y sistemas de uso online que funcionan como servicio de pago o gratuito, evitando tener que invertir en la compra, implementación o desarrollo de software.

De este modo, el usuario accede a los servicios de la aplicación online, mientras la empresa suministradora es responsable de la disponibilidad y del mantenimiento. Normalmente, son aplicaciones altamente especializadas, escalables, con garantías sobre el mal funcionamiento y herramientas muy completas, sin olvidar inconvenientes como la imposibilidad de modificarlo y los riesgos de seguridad o la falta de control.  

Aún así, es posible optar por las soluciones open source, dentro de un amplio abanico de posibilidades entre las que elegir para responder a las distintas demandas: desde un diseño ad hoc desarrollado a partir de software de código abierto, hasta soluciones mixtas, -que introduzcan software de código abierto e incluso se combinen con soluciones de software tradicional-, cuya conveniencia dependerá, lógicamente, de su capacidad de responder a las necesidades concretas del usuario.

De hecho, dentro del software de código abierto, las comunidades open source están desarrollando aplicaciones web con un gran número de funcionalidades, muchas de ellas en plataformas SaaS, con sus ventajas e inconvenientes para la gestión empresarial.

¿Qué es el Software as a Service ?

La tendencia tecnológica que incorpora el software como servicio ha venido de la mano de la revolucionaria computación en la nube para dar respuesta a las necesidades de cómputo de los usuarios. Lo hace con la provisión de aplicaciones accesibles en línea, al tiempo que almacenan en sus servidores tanto los datos como el software, evitando instalar cualquier tipo de hardware.

En concreto, el término Software as a Service (SaaS) se refiere a un modelo de distribución de software basado en la contratación o uso gratuito de un servicio alojado por una empresa, encargada también del mantenimiento y soporte, que proveerá al cliente de los recursos necesarios para su uso.

El SaaS en la nube implica almacenar un programa en un servidor, con el fin de que los usuarios puedan realizar tareas distintas, como llevar la contabilidad, administrar el correo electrónico, etc., para lo cual envían su información al servidor, éste realiza la tarea solicitada y envía los resultados al usuario.

Conforme van uniformizándose los procesos empresariales, también las aplicaciones se estandarizan, y acaba alimentando exponencialmente la oferta de productos de software, lo que supone una gran ventaja para el usuario, pues ésta se diversifica, a la vez que se incrementa la especialización y aumenta la competencia, con lo que también se reducen los precios.

A su vez, ese fuerte ritmo da lugar a herramientas de software libre que, si bien ofrecen sus productos sin costes de licencias ni mantenimiento y facilitan la personalización, sí exigen invertir, fundamentalemente en instalación, configuración y formación.

Riesgos del software como servicio open source

Una solución SaaS en la nube no sólo incluye la funcionalidad del software, sino también la protección de datos, garantías de nivel de servicio y otros apoyos técnicos que normalmente proporciona un departamento de TI. Sin embargo, también conlleva inconvenientes de falta de control, del mismo modo que ocurre con el software propietario.

Saber si elegir herramientas libres es una buena decisión para nuestra empresa implica tener en cuenta las necesidades concretas y los riesgos que conllevan las soluciones open source aptas para la nube, ya que muchas de ellas pueden implementarse en modo SaaS.

El modelo SaaS de código abierto implica una serie de riesgos que hemos de tener en cuenta para aumentar nuestra probabilidad de éxito:

  • Riesgo de control sin servidor propio: El desarrollo de software open source se revela como una alternativa que permite una mayor libertad, tanto con el software propietario como en lo que respecta al SaaS, aunque tampoco es una solución perfecta para evitar controles pues, al menos en teoría, corremos el riesgo de control por parte del propietario del servidor donde se alojara.

  • Riesgo de que se dispare el coste: En lugar de reducir costos, podría ocurrir justo lo contrario. Una adaptación o modificación según las necesidades (pensar también en el futuro), personalización e integración con otros sistemas tiene la contraparte de un coste de desarrollo, -el departamento de IT podría no contar con la experiencia necesaria- y mantenimiento que puede acercarse, igual e incluso superar a una aplicación SaaS convencional.

  • Riesgo de seguridad: Evitar la dependencia del proveedor da una mayor libertad pero también implica tener que estar atentos a la seguridad, más allá de las soluciones propuestas por la comunidad.

Fuente imagen: Stuart Miles / FreeDigitalPhotos.net

 

Post relacionados:


New Call-to-action

Topics: SOA