El valor de la gestión de datos

El valor de una estrategia SOA para los negocios

Posted on Thu, Sep 25, 2014
Son múltiples las ventajas que proporciona la unificación de las comunicaciones mediante una filosofía de diseño SOA a nivel empresarial. Gracias a la flexibilidad de este paradigma, que puede y debe adaptarse a las necesidades de cada empresa, se podrá elaborar la estrategia idónea para implementar una exitosa arquitectura orientada a servicios, siempre en función de cada caso concreto.

 Estrategia SOA

La personalización misma de un diseño SOA es una de las claves del rendimiento obtenido, puesto que se trata de una herramienta estratégica que persigue un fin adaptado a las necesidades de la empresa, partiendo de los procesos de negocio y de la tecnología existente en la organización.

Descárgate la guía "SOA y Data Services: Potentes aliados" 

El retorno de inversión de una arquitectura orientada a servicios, por lo tanto, está relacionado con esa misma respuesta a las carencias sufridas por las organizaciones que precisan implementarlos. Su diseño, en suma, tendrá en cuenta cómo necesitan que se realicen los servicios en sus diferentes áreas para adaptar el proyecto SOA de forma departamental y también transversal, con el fin de lograr que la información resulte accesible, así como para dar un mejor servicio tanto a nivel externo como interno.

Por otra parte, al tratarse de un paradigma y no de un producto, -aunque existen algunos que, como los Data Services, ayudan a manejar SOA-, resulta difícil contabilizar la ganancia obtenida gracias a su implementación. Sin embargo, ese aspecto más bien abstracto que caracteriza a un SOA encuentra distintos modos de valoración:

  • una concreción clara y tangible
  • la mejora del servicio al cliente 
  • la eficacia en la gestión empresarial
  • una mejor y más rápida toma de decisiones
  • una mayor productividad
  • la reducción de costes
Por estas razones finalmente el SOA se refleja en la cuenta de resultados.

La arquitectura SOA facilita la gobernabilidad

De forma general, puede afirmarse que una arquitectura SOA eficaz resultará más o menos valiosa para la actividad empresarial en función del número y naturaleza de los servicios implementados. Entre otros aspectos, también influirá la formación y la voluntad de aplicación que demuestren los recursos humanos y, por supuesto, también la dirección.

Son muchos los factores que, por lo tanto, intervienen en el diseño, implementación y resultado práctico de un proyecto SOA, que será distinto para cada empresa, si bien en todos los casos su fin último será ayudar a generar un valor agregado en los puntos clave que requieran soluciones.

De este modo, la arquitectura orientada a servicios se sirve de un diseño por capas:

  • capa del consumidor
  • capa de los procesos
  • capa de los servicios
  • capa del componente de negocio
  • capa de infraestructura
Estas son las principales capas horizontales que permiten establecer los diferentes procesos de negocio dotándolos de agilidad y precisión cuando se trata de buscar un acceso fácil a la información necesitada en cada momento por las diferentes áreas o niveles de la empresa. 

Puesto que las capas involucran a todos los niveles de la empresa, ya que los servicios se van distribuyendo hacia las áreas que los necesitan, éstos han de contar con aspectos esenciales para una buena estrategia SOA, como la calidad de los datos y la gobernabilidad, ambas capas verticales que alcanzan a las horizontales.

Además de las capas horizontales, la calidad y la gobernabilidad actúan como capas verticales que influyen en las horizontales, pues tanto en la capa de servicios, en la del consumidor o en la de la infraestructura, pongamos por caso, debe haber calidad y/o permitir la gobernabilidad. No en vano, ello repercute también a la hora de tomar decisiones estratégicas, lográndose una sinergia que facilita crear valor en los negocios.

Fuente imagen: cooldesign / FreeDigitalPhotos.net

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Topics: SOA