El valor de la gestión de datos

Gran vulnerabilidad en los dispositivos del Internet de las cosas

Publicado el 22/09/14 4:00

Seguridad de los dispositivos

Los hackers lo tienen muy fácil con la gran mayoría de los dispositivos del Internet de las cosas (loT), cuyos niveles de seguridad son aún demasiado bajos, según concluye un estudio realizado por Fortify, un departamento de Hewlett Packard (HP) especializado en seguridad online.

Casi tres cuartas partes de estos dispositivos son susceptibles de ver vulnerada su seguridad, con un promedio de 25 puntos débiles por dispositivo y 250 puntos de inseguridad. Sin duda, un buen caldo de cultivo para el florecimiento de la piratería, que alimenta el aumento de la demanda provocada por el auge del Internet de las cosas, el fenómeno tecnológico que interconecta sistemas y objetos cotidianos de toda índole a través de la red.

En concreto, los expertos de Fortify revisaron diez de los dispositivos más populares actualmente, concluyendo que un 70 por ciento de ellos presentaban fallos de seguridad de contraseñas, cifrado y ausencia de permisos de acceso pormenorizados para los usuarios.

Big Data abre la puerta a las amenazas

El crecimiento de Big Data está siendo exponencial y, dentro de este incontenible océano de datos, los dispositivos de Internet de las cosas aumentarán de forma paralela a la demanda, que se ha disparado en los últimos años en número y diversidad de aparatos.

Las previsiones a medio plazo también son entusiastas, tanto en beneficios económicos como en número de dispositivos conectados. De acuerdo con Gartner, en 2020 Internet de las cosas alcanzará los 26 mil millones de dispositivos conectados, lo que supondrá unas ganancias de más de 300 mil millones de dólares para los proveedores de productos y servicios de loT, sobre todo en el sector servicios.

Según el estudio, este aumento de beneficios y del universo Big Data conlleva importantes inconvenientes. En concreto, ese lado oscuro está relacionado con la creación de un auténtico paraíso para los hackers, y no porque no se puedan diseñar equipos más seguros, sino porque se están desarrollando y fabricando con precipitación para cubrir las acuciantes necesidades del mercado.

Muchos de los problemas tienen fácil solución

De entre los dispositivos analizados, la mayor parte estaban relacionados con la fabricación de televisores, cámaras web, centros de control de distintos dispositivos, termostatos, alarmas, mecanismos de apertura de puertas de garaje y cerraduras de puertas, entre otros.

Los problemas de seguridad más comunes, que también tenían fácil solución se observaron tanto en los mismos dispositivos como en sus aplicaciones de movilidad y en la nube. Habitalmente se relacionaban con aspectos como la configuración de la privacidad (se detectaron puntos débiles en datos de los usuarios como el nombre, la dirección de correo electrónico, fecha de nacimiento, datos de la tarjeta de crédito,etc.), la admisión de contaseñas demasiado sencillas, la falta de cifrado de nivel de transporte (el cifrado de datos es clave para la seguridad), vulnerabilidad en la interfaz web (problemas relacionados con las interfaces de usuario, que permite a un atacante recueprar información sensible) y también una protección de software inadecuada.

 

Post relacionados:


New Call-to-action

Temas: Big Data