El valor de la gestión de datos

Google se mete de lleno en la lucha por el liderazgo del cloud computing

Publicado el 26/07/14 4:00

 liderazgo del cloud computing

Google sigue intentando marcar la diferencia en su dura competencia con Amazon, Microsoft, IBM y Salesforce en el sector del cloud computing. Tras realizar en marzo una significativa bajada de precios, ahora anuncia un nuevo abaratamiento y una serie de mejoras en sus servicios de computación y almacenamiento en la nube con el lanzamiento de nuevas funcionalidades, por lo pronto en versión preview: los discos persistententes SSD y el balanceador de carga HTTP.

Mientras la cuota de mercado de Amazon va en aumento en los últimos años y se mantiene líder desde 2012, según datos de Sinergy Research Group, la Google Cloud Platform, servicio en la nube del gigante de internet, no se resigna a un puesto secundario y va dando pasos para mejorarla de forma sustancial.

Su última estrategia para rivalizar con sus adversarios ha sido aumentar la competitividad del servicio añadiendo interesantes características para aplicaciones que precisen de muchos recursos, como los discos persistentes SSD, funcionalidad que permite a los usuarios configurar discos de estado sólido con un mejor rendimiento que los discos convencionales. Por otro lado, a diferencia de lo que suele ser habitual, Google no cobra por las operaciones de entrada o salida.

El balanceador de carga HTTP, un dispositivo de hardware que distribuye automáticamente el tráfico entrante según zona o tipo de contenidos, posibilita que la infraestructura de las aplicaciones no tenga fallos por exceso de tráfico,al tiempo que automatiza el proceso de apagado o encendido de los servicios.

Accede al seminario online "Cloud Customer 360º: crear una visión unica de  cliente en Salesforce"

Compromiso a una rebaja continua de precios

Además de éstas y otras mejoras de algunos de los productos que conforman la plataforma (Compute Engine, App Engina, Cloud Storage y Big Query, entre otros), cuando Google redujo el precio una primera vez arrastró a hacerlo también a la competencia. Y seguirá la política de continuar bajándolos al ritmo que vayan reduciéndose los costes del hardware. Por lo tanto, conforme éstos se abarten también lo hará el servicio, y previsiblemente esta política acabará contagiándose a los demás para beneficio del usuario.

En esta ocasión, Google ha decidido apostar por bajar los distintos precios de la plataforma entre un 30 y 85 por ciento, concretamente un 32 por ciento Compute Engine, un 68 por ciento Cloud Storage y un 85 por ciento Big Query.

Por otra parte, responsables de Google apuntan que la creación de una importante red de socios en torno a sus productos es uno de sus objetivos, emulando a las empresas de TI tradicionales. "Google está trabajando para crear su propia red", concluye Brian Goldfarb, director de marketing de la plataforma.

La estrategia de desarrollo, avance y consolidación de su servicio en la nube no ofrece dudas sobre la intención de la compañía de afianzar su posición y hacer frente a sus rivales. Los analistas han dejado de tener dudas al respecto. “En un principio no estaba tan seguro, pero ahora creo que Google está en el mercado para quedarse, y a muy largo plazo”, concluye John Rymer, consultor de Forrester Research.

En otro orden de cosas, Google ha comprado Dropcam por 555 millones de dólares, una startup dedicada a vigilar hogares mediante pequeñas cámaras que permiten saber qué ocurre en casa en todo momento, otra apuesta por el almacenamiento de datos en la nube y el Internet de las Cosas. Igualmente, ha comprado Skybox Imaging, una empresa de satélites por 500 millones de dólares, un precio muy modesto al lado de los 19.000 millones que Facebook pagó por WhatsApp. 

 

Post relacionados:

 New Call-to-action

 

Fuente imagen: nokhoog_buchachon / FreeDigitalPhotos.net

Temas: Big Data