El valor de la gestión de datos

Big Data y el internet de las cosas

Publicado el 26/11/13 4:00

El internet de las cosas no es el futuro, es la realidad. Y puede observarse que existe una tendencia a que, cada vez, más dispositivos de todo tipo están conectados a internet. Ello implica grandes beneficios que pueden emplearse para mejorar las conexiones entre personas, procesos, datos y objetos.

¿Ya sabes cómo usar los sensores para mejorar resultados en tu negocio?

internet de las cosas.jpg

Créditos fotográficos: chombosan

 

 Descárgate nuestra Guía sobre Big Data

Los beneficios del internet de las cosas

Si la tendencia continúa, encontraremos que todos los dispositivos se vuelven identificables, no sólo todos los objetos, sino también cada una de sus partes. Si llegase el caso, el mundo entero cambiaría empezando, por ejemplo, por la desaparición de la delincuencia porque si no es posible separar el chip del dispositivo no tienen sentido los robos.

Gracias al internet de las cosas, la seguridad iría en aumento y no sólo en este sentido, sino también en la carretera, con coches auto-pilotados, de los que ya existen prototipos que están ofreciendo resultados admirables tras probar que es posible recorrer con ellos millones de kilómetros sin tener ni un sólo accidente y ningún percance.

Aplicado al mundo de la empresa y de los negocios, el internet de las cosas supone:

- Aumentar la oferta de servicios: gracias a las nuevas posibilidades que aparecen y que el Data Science reconocerá en cada caso. Según un reciente estudio de AVG publicado en Business Insider, “el 57% de las pequeñas empresas piensan que el internet de las cosas tendrá un efecto significativo en su línea de fondo”.

- Mejorar significativamente la calidad de los ya existentes: por ejemplo siendo capaces de conocer, además de la ubicación, la temperatura, presión, altitud exacta de un producto a cada momento durante su transporte hasta el destino. Se calcula que la inversión en dispositivos logísticos conectados alcanzará los 20 billones de dólares para 2020, según estadísticas de MarketandMarkets.

- Aumentar la ventaja competitiva: evitando el almacén de productos en stock y reduciendo la fabricación a esas unidades que se sabe que se van a vender, como ya sucede con Inditex. En Zara, los pedidos de ropa para cada tienda se entregan dos veces por semana, y sólo el 50 por ciento de sus diseños para cada temporada se finalizan antes de tiempo (frente a 80 por ciento en enfoques tradicionales), tal y como confirma Bloomberg.

- Reducir costes: al evitar los productos extraviados o el perder una venta por causas predictibles. Según la NRF, "la economía minorista de Estados Unidos perdió 45.200 millones de dólares en 2015 debido a la constricción o diferencia de inventario provocada por estas causas". Esto puede evitarse gracias al internet de las cosas y a sus aplicaciones.

En definitiva, la asimilación del internet de las cosas a los mercados supone cambiar el modelo existente y alcanzar un nuevo status donde todo está conectado y dónde los análisis se pueden realizar en tiempo real. Según un Informe IoE Value Index, esta nueva realidad generará al sector privado unos beneficios de 613.000 millones de dólares solamente en este año, 2013.

Enlace a guía gratuita sobre Big Data y Hadoop

Temas: Big Data