El valor de la gestión de datos

Ataque cibernético: cómo protegerte con IA

Posted on Tue, Dec 3, 2019

¿Está tu organización preparada para defenderse de un ataque cibernético? La inteligencia artificial (IA) y la automatización se están utilizando en múltiples industrias para mejorar la vida de las personas y hacer que las organizaciones sean más eficientes.

ataque cibernetico

Violka08

La tecnología, gracias a sus avances permite diagnosticar enfermedades prematuramente o realizar un mantenimiento preventivo, también utiliza en las fábricas para reducir la dependencia del trabajo manual y mejorar la calidad de los productos. Sin embargo, estas innovaciones tecnológicas dependen de los datos críticos de la organización y es motivo de preocupación saber que hoy están amenazados por varios factores.

La amenaza puede perpetrarse en una violación de datos que permite a los hackers obtener ganancias financieras, o un ataque de phishing que culmina con valiosos secretos de negocio en manos de la competencia.

No obstante, este riesgo para la efectividad de la tecnología puede combatirse con la combinación adecuada de IA y automatización. Ambas unidas pueden contrarrestar estas amenazas y proporcionar información sobre la actividad maliciosa que se detecta en los sistemas y redes.

 

¿Cómo se puede repeler un ataque cibernético en 2020?

Las violaciones de datos son una realidad en el día a día de pequeñas, medianas y grandes empresas. Algunas provienen de terceros externos a la organización, aunque hay un porcentaje de ataques que tienen un origen interno. Su potencial dañino es muy grave, aunque no imparable. Con las crecientes capacidades en el campo de la inteligencia artificial, se espera que las empresas logren a evitar cualquier ataque cibernético.

La automatización implica una gama de competencias entre las que destacan tres:

  • Automatización de procesos.
  • Automatización de pruebas.
  • Automatización de seguridad.

Esta última, la automatización de seguridad está diseñada para reducir riesgos, minimizar los errores operativos y para abordar los problemas relacionados con la posibilidad de ocurrencia de un ataque cibernético. Muchos de estos problemas están relacionados con un uso anormal de datos, en ocasiones, producido por la falta de un buen programa de gobierno de datos. De hecho, lo que sucede en ocasiones es que las empresas intentan ahorrar el tiempo y el esfuerzo necesarios para el análisis, lo que termina afectando a la efectividad de su respuesta a incidentes de seguridad.

Y es que las tareas de seguridad a menudo son propensas a errores. Sobre todo, cuando se trata de procesar grandes volúmenes de datos, por eso no cabe otra opción que plantearse la posibilidad de implementar un sistema de automatización de la seguridad. Solo así se podrán evitar problemas a los que se enfrentan las empresas que carecen de esta ventaja, como:

  • Falta de capacidades del sistema para detectar la creciente cantidad de inyecciones de ransomware que introducen los ciberdelincuentes, que deja a la empresa a merced de la amenaza.
  • Exceso de alertas registradas por los equipos de ciberseguridad que, sin embargo, no pueden gestionarse las 24 horas, los 7 días de la semana, debido a cuestiones de escasez de personal.
  • Violaciones de datos de terribles consecuencias por el retraso de la investigación que debería haber analizado el ataque cibernético detectado, en el primer momento de identificarse la amenaza.

La automatización de seguridad, no solo ayuda a los analistas de seguridad a ser más proactivos e innovadores, sino que también les facilita centrar su atención en los tipos de ataque cibernético más complejos y estar preparado para ellos. Hoy día, es posible para las empresas alcanzar este nivel de protección a través de herramientas y procesos, siempre que se priorice la implementación de automatización.

En ese punto, la empresa seguramente ya disfrutaría de un sistema de detección de amenazas para combatir intrusos, que habría que optimizar incorporando las mejoras necesarias para asegurar la automatización de respuesta a las amenazas y también la automatización del flujo de trabajo de seguridad.

 

Inteligencia y amenaza

Un desafío en el camino hacia la automatización de la seguridad es la calidad de la inteligencia. La inteligencia de amenazas cibernéticas suele ser propensa a falsos positivos, debido a la naturaleza impredecible de Internet de las cosas. Además, hay que tener en cuenta que las amenazas pueden cambiar de un segundo a otro.

Por todo ello, cabe afirmar que la automatización de la seguridad es un proceso delicado, que debe implementarse y ejecutarse con precaución para evitar que se produzcan consecuencias más graves. Está claro que la ejecución en tiempo real está revestida de complejidad y eso requiere de soluciones de última generación, como:

  • Herramientas de análisis del comportamiento impulsadas por aprendizaje automático.
  • Inteligencia artificial para las tareas de alerta, monitorización y priorización.
  • Un sistema que pueda aprender del entrenamiento gradual y las fallas que se detecten.

En la actualidad, la inteligencia artificial y el aprendizaje automático se están convirtiendo en aliados importantes en ciberseguridad, son herramientas valiosas para combatir el panorama de amenazas. Sin embargo, todavía hay algunos obstáculos que deben hacer frente las empresas que se proponen implementar esta tecnología.

Aunque la inteligencia artificial es una buena solución ante cualquier ataque cibernético, ya que permite:

  • Mejor toma de decisiones.
  • Resolución rápida.
  • Análisis de causa raíz consistente y estable.
  • Análisis predictivo, diagnóstico y recomendaciones.

Todavía podría mejorarse su calidad. Solo así se podría aspirar a permitir que los equipos de TI pasasen más control a la IA, algo que, por ahora, no es posible si se aspira a una efectividad total. Así, la inteligencia artificial llegaría a adaptarse constantemente a la superficie de un ataque en expansión, sin necesidad de que fueran los humanos quienes tuvieran que ocuparse de conectar todos los puntos, distribuyendo datos y aplicándolos a los sistemas.

En el futuro, un sistema de IA maduro podría tomar estas decisiones complejas que actualmente requieren una correlación inteligente a través de la inteligencia humana y que podrían terminar con el riesgo de ataque cibernético y sus consecuencias.

¿Habías pensado en fortalecer tu línea de defensa de seguridad cibernética con nuevas tecnologías?

 

New Call-to-action

Topics: Data Governance